Este video fue emitido por Deutsche Welle (DW) en septiembre de 2018. La participación de Coca-Cola en él, es parte de nuestro compromiso de comunicar nuestras acciones.

Gran parte del plástico que la sociedad usa termina en los océanos o en vertederos. Esto no es aceptable. Sabemos que somos parte del problema y queremos ser parte de la solución. Hemos establecido objetivos claros para desempeñar nuestra parte.  

Queremos que las personas disfruten de nuestras bebidas sabiendo que la botella en sus manos tendrá una segunda vida. Durante muchos años y en diferentes países, la Compañía Coca-Cola ha participado e invertido en sistemas de recolección, clasificación y reciclaje que se adaptan a las operaciones locales. Éste es un trabajo en progreso y necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para cumplir con la escala actual del desafío. Como parte de nuestro compromiso de trabajar para lograr un "Mundo Sin Residuos", hemos establecido un objetivo ambicioso: recolectar para el 2030, el equivalente a cada botella o lata que vendemos globalmente.

En algunos mercados, como Alemania, las tasas de recolección ya son altas, pero en otros, hay aún mucho trabajo por hacer para alcanzar este objetivo. Estamos trabajando en asociación con las comunidades locales, la industria, nuestros clientes y ciudadanos para ayudar a diseñar e implementar las soluciones adecuadas para abordar esto en cada mercado que operamos. 

Recuperar nuestras botellas es fundamental, pero también estamos comprometidos a desarrollar mejores botellas. En nuestra región, los envases que utilizamos son reciclables y estamos incrementando la cantidad de material reciclado que contienen para llegar a un 50% en 2030. Adicionalmente, entre el 35% y el 40% de nuestras ventas son en envases retornables de plástico y vidrio.

Durante los últimos años hemos concretado acuerdos para desarrollo de innovaciones importantes en materia de reciclaje químico de plásticos y continuaremos invirtiendo para avanzar y acelerar el desarrollo de nuevas y mejores tecnologías.

Lograr Un Mundo Sin Residuos es un desafío que nos convoca a todos. Aquí y ahora.