El programa de capacitación Sigamos Abiertos se prepara para aterrizar en Uruguay. A  manera de adelanto, Coca-Cola Uruguay, junto a Endeavor y CAMBADU, invitó a un grupo de comerciantes a participar de una  jornada intensiva para abordar el temario que luego formará parte del curso completo, que se realizará a distancia.

Con el objetivo de seguir trabajando en la recuperación económica de los comercios de barrio, Coca-Cola Uruguay, en alianza con Endeavor y el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu) presenta Sigamos Abiertos, un nuevo programa de capacitación para que los comerciantes fortalezcan sus estrategias de venta, mejoren sus finanzas y se animen a incursionar en el e-Commerce y el marketing digital.

A modo de anticipo, la iniciativa arrancó con dos jornadas de capacitación intensivas de la que participaron dueños y encargados de almacenes, autoservicios y comercios gastronómicos. Gracias a los buenos resultados alcanzados en esta primera experiencia, Sigamos Abiertos abrirá una convocatoria más amplia en las próximas semanas, para seguir acompañando la reactivación económica de un sector clave de la cadena de valor de Coca-Cola en Uruguay.

“Cuando inició la pandemia y en la etapa más dura del confinamiento, decidimos acompañar a los pequeños comerciantes con el programa Estemos Abiertos, tendiendo nuestra mano para que pudieran afrontar los desafíos de ese momento y seguir día a día cerca de sus vecinos y clientes. Ahora con Sigamos Abiertos continuamos apostando por estar junto a ellos para que puedan hacer propio el proceso de digitalización que la pandemia aceleró y logren así potenciar sus negocios”, asegura Silvina Bianco, Gerente Sr. de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina y Uruguay.

Sigamos Abiertos: llega un nuevo impulso para los comercios de barrio

"La verdad que esto para nosotros es importantísimo, si bien varios temas podemos conocerlos, acá nos mostraron cómo empezar a utilizar herramientas concretas para conseguir resultados", cuenta Richard, dueño de “Minimercado RG” ubicado en la ciudad de La Paz y uno de los treinta y siete participantes.

Para estas dos primeras jornadas, los docentes crearon una versión compactada de lo que luego será el curso online y eligieron trabajar sobre cuatro módulos: Motivación y Liderazgo, Marketing Digital, Atención al cliente y Finanzas. "El objetivo es darles herramientas para que se puedan despegar del día a día formando a la gente que tienen al lado", explica Gerardo Márquez, uno de los docentes del curso.

Así lo entendió Natalia, dueña de “Pide House”, quien asegura que hay mucho por mejorar y aprender: "Somos mi esposo y yo para manejar todo así que este tipo de cursos nos vienen muy bien para aprender a delegar, estar actualizados y así poder crecer”.

Para pasar de la teoría a la práctica, los profesores entregaron lienzos de trabajo a cada participante para que puedan llevarse una guía de cómo alcanzar objetivos de manera ordenada. "Los lienzos ayudan al ejercicio de mirarse al espejo y de definir el conflicto de hacia dónde voy y qué quiero de mi empresa. Esto para nosotros es el punto de inicio para hacer todo lo que viene después", asegura Juan Guzmán, docente encargado del área de marketing digital. “Me llevo para trabajar el porqué y para qué de mi negocio, creo que tener eso bien definido es fundamental para tener un equipo sólido”, cuenta Santiago, dueño de un restaurante de comida saludable en el barrio de Punta Carretas.

Sigamos Abiertos: llega un nuevo impulso para los comercios de barrio

Además de la utilidad de los conceptos y herramientas tratadas en clase, los profesores y comerciantes coinciden en que lo más enriquecedor es la red que se crea luego de estas instancias. "Cuando se genera la comunidad pueden contar su experiencia en un ambiente honesto donde aprenden de los errores y aciertos de los demás", cuenta Santiago Alfonso, docente a cargo del módulo de finanzas, y asegura también que ese espacio termina siendo una contención donde comparten desde consejos y consultas hasta insumos del rubro que tienen para vender.

Sigamos Abiertos tiene como antecedente a Estemos Abiertos, el programa de reactivación económica que comenzó en la pandemia para tender una mano a las tiendas de conveniencia y a emprendedores de contextos vulnerables.

En Uruguay, el 75% de los 27.000 clientes de Coca-Cola son pequeños comercios de barrio que representan el principal ingreso familiar. Haber mantenido las puertas abiertas durante la crisis sanitaria muestra el fuerte compromiso de los comerciantes con su comunidad, y  Coca-Cola busca acompañarlos a través de sus programas de apoyo y capacitación.