¿Y si las botellas pudieran ser fabricadas completamente a partir de materiales renovables y enteramente biodegradables? Tal fue el desafío que lanzó la start up danesa Paboco – Paper Bottle Company (La Compañía de Botellas de Papel).

En al marco de su iniciativa Un Mundo sin Residuos, Coca-Cola se unió a la Comunidad Pionera con el propósito de apoyar a Paboco en sus investigaciones. Hablamos con Michael Michelsen, Director de Desarrollo Comercial de Paboco para conocer más acerca del desafío asumido por esta empresa y de su visión sobre la botella de papel.

¿Qué puede contarnos acerca de esta idea?

La botella de papel es una idea innovadora que requiere avanzar paso a paso en I+D. Recién estamos en una etapa inicial de su desarrollo pero en Paboco siempre amamos apuntar bien alto. Creemos firmemente que el trabajo que hacemos en la actualidad puede contribuir a generar un cambio en los empaques de los productos que consumimos todos los días.  Para ello trabajamos sobre varios campos de desarrollo, vinculados a nuestra visión de crear una botella 100% reciclable y a partir de materia prima biológica. Se trata de un verdadero avance hacia la circularidad de la industria.

¿En qué punto estamos hoy?

En los últimos cuatro años, hemos sido capaces de avanzar en el concepto y sumar a otros en este camino. Nuestra ambiciosa start up se convirtió en un joint venture con empresas más consolidadas: BillerudKorsnäs y ALPLA, especialistas en envases sustentables y fabricación a gran escala. Nuestra Comunidad Pionera representa el siguiente paso para lograr nuestra meta de hacer un cambio duradero. Por lo tanto, nos asociamos con marcas internacionales mientras aprendemos de ellas para asegurar que nuestras innovaciones satisfagan las necesidades reales de los productores y consumidores.

¿Cuáles son las ventajes de una botella de papel?

La tecnología detrás del concepto de la botella de papel está todavía en sus primeras etapas, por lo que estamos constantemente explorando el alcance de los beneficios que traerá. En pocas palabras, el papel se fabrica a partir de recursos renovables, lo que ayudará a reducir nuestra dependencia de recursos no renovables. El papel también proporciona varias ventajas técnicas, como la flexibilidad y la resistencia, que permiten tipos de diseño que otros materiales no pueden lograr. Creemos que una botella de papel puede utilizarse tanto para líquidos (con o sin gas), así como para cosméticos y productos de limpieza para el hogar.

¿Siguen existiendo desafíos de diseño a los que hay que hacer frente?

Absolutamente, el concepto de botella de papel está todavía en proceso de desarrollo y es capaz de evolucionar y adaptarse a los requerimientos de los productores y consumidores. A medida que construimos y aprendemos, nos estamos preparando, junto con los miembros de la Comunidad Pionera, para superar los desafíos de diseño de la mejor manera posible.

¿Cómo se trabaja con Coca-Cola en este proceso de innovación?

Estamos en línea con los audaces objetivos que la compañía Coca-Cola se planteó en su visión de un Un Mundo sin Residuos. Esperamos que en el futuro la botella de papel pueda hacer una valiosa contribución para alcanzar esa meta y ofrecer un envase tradicional que sea a la vez fácil de recuperar y reciclar, al tiempo que es fabricado con materia prima renovable/reciclada. Sabemos que Coca-Cola ya está trabajando en diferentes soluciones para hacer que sus envases sean más sustentables y esperamos trabajar juntos en los desafíos que implica la idea de la botella de papel. Basándonos en lo que aprenderemos juntos, la contribución de nuestra comunidad en su conjunto y los esfuerzos continuos de Paboco para desarrollar la producción a gran escala de nuestra solución, esperamos que nuestra comunidad sea capaz de alcanzar el potencial de las botellas reciclables hechas de fibras renovables de origen orgánico.