Coca-Cola está pensando “fuera de la botella”, literalmente, ya que busca y encuentra formas innovadoras de entregar sus bebidas de la manera más conveniente y sustentable, a la vez que reduce el desperdicio de envases.

Dos equipos de innovación en Coca-Cola Norteamérica invitan a los consumidores a mantenerse hidratados, frescos y reducir su huella de carbono: DASANI PureFill ofrece a los estudiantes universitarios la posibilidad de llenar (y rellenar) sus propias botellas personales con agua ultrafiltrada gratis, e incluso añadir distintos sabores y/o carbonatación sin agregar calorías a un muy bajo precio.

Después de una exitosa prueba piloto en el campus del Georgia Institute of Technology en 2017, las estaciones PureFill de DASANI ahora se pueden encontrar en la Ohio State University y en la University of Central Florida. Varias escuelas, hospitales y oficinas se están preparando para recibir las DASANI PureFill en los próximos meses.

El dispositivo permite además conectarse a través de una aplicación para celulares, que permite a los usuarios conocer el punto exacto de su hidratación y geo-localizar la máquina más cercana. La app cuenta demás con un sistema de pago on line. "Los jóvenes, especialmente los estudiantes universitarios, siempre llevan consigo dos cosas a lo largo del día: una botella de agua y un teléfono celular", explicó Jeffrey Busch, Director de Comercialización de Equipos de Coca-Cola Norteamérica. "Estamos tratando de adaptarnos a esos hábitos y agregar valor a una marca de agua que conocen y adoran, con una solución única para la hidratación sobre la marcha y sin empaque".

Al mismo tiempo, el equipo que está detrás del novedoso Coca-Cola Freestyle operado por pantalla táctil sigue buscando formas de utilizar la innovadora plataforma para reducir los residuos de envases. Las tazas y botellas recargables equipadas con la tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID) ValidFill® con microchips ya comenzaron a utilizarse con las máquinas Coca-Cola Freestyle en parques temáticos, campus universitarios y líneas de cruceros. Las tazas y botellas recargables "inteligentes" interactúan directamente con Coca-Cola Freestyle, proporcionando convenientemente mezclas preestablecidas de tus bebidas favoritas y nuevos sabores.

La Universidad Estatal de Ohio (OSU) y la Universidad de Reading en Gran Bretaña son dos casas de altos estudios donde ya se utiliza esta última innovación. La OSU lanzó su programa MyCup en 2016 y repartió 15.000 tazas personalizadas de primera calidad a estudiantes de primer y segundo año. Las tazas de alta tecnología, que venían codificadas con 10 bebidas gratis, se comunican con los más de 20 Coca-Cola Freestyle dispuestos a lo largo del campus universitario.

En 2017, Coca-Cola European Partners (CCEP) y The University of Reading se asociaron para colocar máquinas Coca-Cola Freestyle en el campus y ofrecer a los estudiantes y al personal botellas recargables compatibles con microchips. Los usuarios, que tuvieron acceso a recargas prepagadas durante 10 semanas, pudieron servirse las bebidas más célebres y probaron novedades del portafolio de Coca-Cola, incluyendo algunas bebidas que ni siquiera estaban disponibles en las tiendas de Gran Bretaña.

Las innovaciones como las estaciones Dasani PureFill y los vasos recargables ValidFill demuestran las posibilidades de lograr el objetivo global de Coca-Cola de vivir en Un Mundo sin Residuos. Con esa iniciativa, la Compañía se comprometió a  recolectar y reciclar el equivalente de una botella o lata por cada una de las que pone en el mercado para 2030. Al mismo tiempo, Coca-Cola está incrementando el uso de contenido reciclado y reciclable en sus botellas y latas, e invirtiendo en infraestructura de reciclaje y recuperación con socios locales en todo el mundo.