El verano, el sol y el calor invitan a disfrutar de la naturaleza. Para poder hacerlo sin descuidarla te compartimos algunas pequeñas sugerencias al momento de bajar a la playa o caminar por las sierras.

¡A la playa!

Las dunas, la vegetación y la fauna de las playas conforman un ecosistema muy frágil. ¿Qué recaudos debemos tener en cuenta al ir a la playa?

  • Usar las bajadas habilitadas. Cuando se accede por lugares que no están indicados se producen cambios en las dunas que inciden en la dinámica de la costa.
  • Evitar retirar arena, cantos rodados o conchillas ya que eso acelera el proceso de erosión.
  • No ingresar con vehículos. En Uruguay existen leyes que protegen estos paisajes y prohíben la circulación de vehículos por las playas.
  • Siempre llevarte los residuos que generes para luego clasificarlos, separarlos y dejarlos en los lugares indicados para su apropiado reciclaje.

Verano en las sierras

Los amantes del senderismo aprovechan el buen clima para practicar esta actividad. Muchas sierras uruguayas se encuentran dentro de áreas protegidas y conservan montes nativos.

  • Respetar siempre los caminos indicados por el personal, así como las recomendaciones que realicen.
  • No arrancar flores ni plantas.
  • Si comés frutas en el camino, evitá tirar semillas que puedan incidir en la vegetación nativa que se preserva.
  • Evitar incendios: no tirar cigarrillos ni cualquier otro material encendido.
  • Si hacés fogatas en campings o la playa asegurate de que estén controladas. Apagar por completo el fuego y las brasas antes de dejar el lugar.


Buenos hábitos todo el año

  • Aplica los buenos hábitos cotidianos que llevas en tu hogar y no desperdicies agua en el lugar donde te hospedes. Si tenés piscina, controla que no haya pérdidas, de este modo no será necesario rellenarla tantas veces. Además, siempre que puedas optá por productos alternativos al cloro que son menos dañinos con el ambiente.
  • Durante los meses de calor disfrutamos de más horas de luz durante el día, así que es bueno aprovecharlas para consumir menos energía. Recordá siempre apagar todas las luces y la televisión antes de salir o cuando te vayas a dormir.
  • Recordá apagar el aire acondicionado o el ventilador una vez que se refrigere la habitación. Con burletes en puertas y ventanas la temperatura se mantendrá por más tiempo.
  • Al buen clima, transportes menos dañinos. El verano facilita el traslado a pie o en bicicleta, y moverse un poco siempre es una buena opción. Si visitas algún balneario, podés reducir la emisión de gases usando los ómnibus interdepartamentales, o compartiendo el vehículo con otras personas.
  • Cuando vayas por la carretera no dejes ni arrojes basura en el camino. Tampoco la dejes en el lugar que visites, llevá bolsas o recipientes para juntarla y transportarla hasta un lugar de desecho. En el departamento de Canelones existen contenedores que se denominan Eco puntos para depositar residuos clasificados, que luego son reciclados.

Menos consumo, más reciclaje

  • Empezar las vacaciones pensando qué podemos reutilizar del año pasado es un gran punto de partida. Si vas a comprar juegos de playa, elegí aquellos identificados con sello reciclable y de plástico PET. Hay juegos, como paletas y tejos, que se pueden conseguir en versiones artesanales y de madera.
  • Utiliza productos como el bloqueador solar o cremas que sean biodegradables y solubles en agua, así contribuirás a contaminar menos con productos químicos.
  • Consumí productos locales, recordá que aquellos que llegan desde lugares lejanos impactan más en el medio ambiente por el solo hecho de ser transportados.

Si querés saber más sobre los programas de sustentabilidad de Coca-Cola podés visitar esta sección.