Reconocer los símbolos que identifican los diferentes tipos de plástico permite separarlos correctamente para que tengan una nueva vida. En esta nota compartimos las claves del plástico y su potencial de reciclaje.

Desde el siglo XIX la industria del plástico no ha dejado de crecer y sus productos forman hoy ya parte de nuestra vida cotidiana. Pero no todos estos objetos de uso diario están hechos con el mismo tipo de plástico y, por lo tanto, su proceso de reciclado también es diferente.

Para diferenciarlos existe una tipología numérica identificada a través de un triángulo con tres flechas sucesivas que rodean un número del 1 al 7. Ese triángulo, también conocido como triángulo de Möbius, es símbolo universal del reciclaje y ayuda a identificar el tipo de material con que está elaborado un objeto y a qué grado puede ser reciclado.


Gracias a esta identificación, no hace falta ser un experto en plásticos para reconocer de qué están hechos los envases de los productos que consumimos diariamente, y así ser más conscientes a la hora de elegir y desechar.

Tipos de plástico:

T1.jpg

PET (Polietileno tereftalato): es el plástico más utilizado para envases de bebidas y alimentos. Es ligero, tiene un bajo costo de producción y grandes posibilidades de reciclaje, incluso puede volver a transformarse en un envase de bebida, como en el caso de las botellas de Vitale, 100% hechas de otras botellas.

ECOPET

T2.jpg

HDPE (Polietileno de alta densidad): se utiliza principalmente en envases para productos de limpieza, pero también es muy común verlo en envases de leche, jugos o yogures. Se recicla de muy diversas formas, como en tubos o botellas de detergentes.

T3.jpg

V o PVC (Vinílicos o Cloruro de Polivinilo): es un plástico muy resistente y útil para cañerías de desagüe y materiales de construcción. Su reciclaje es posible, pero escaso.

T4.jpg

LDPE (Polietileno de baja densidad): este plástico se destaca por ser muy flexible y transparente por lo que se suele utilizar para bolsas de todo tipo. Tras su reciclado, se puede utilizar de nuevo en contenedores y baldes.

T5.jpg

PP (Polipropileno): este es un material ideal para los envases que solemos poner en el microondas por su resistencia al calor. Al reciclarse se pueden obtener señales luminosas, aislantes de cables, escobas, cepillos, bandejas, entre otros.

T6.jpg

PS (Poliestireno): Se utiliza por lo general para fabricar platos, cubiertos y vasos de un solo uso. Su bajo punto de fusión hace posible que pueda derretirse en contacto con el calor.

T7.jpg


Otros o mezcla de otros plásticos: en esta categoría se incluyen una gran diversidad de plásticos muy difíciles de reciclar. Con estos materiales se elaboran CDs, DVDs, lentes de sol, como también algunos envases de alimentos.

PET, el plástico más fácil de reciclar

En Uruguay es posible reciclar todos los tipos de plástico y en el caso del PET, hay capacidad para reciclar el 100% de los envases que se vuelcan al mercado. Para que eso suceda, es importante descartar los envases de un solo uso en el lugar adecuado, para que se incorporen a la cadena de reciclaje y puedan transformarse en otros objetos o botellas.

Con ese espíritu, la Compañía Coca-Cola lanzó en 2018 Un Mundo sin Residuos, un ambicioso programa que se propone recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que introduce en el mercado para 2030.

ECOPET

Si querés saber más sobre Un Mundo Sin Residuos podés visitar esta sección.