Junto a las fundaciones Indra y Avina, Coca-Cola lleva adelante desde hace dos años un ambicioso proyecto de conservación del agua y recuperación del bosque nativo en el Valle del Lunarejo.

Envira, Concorosa, Caobatí, Palo Jabón, Pega Pega, Mio mio, Toquinho, Higuerita, son nombres familiares para los pobladores del Valle del Lunarejo.  Este paisaje protegido de Uruguay, que integra el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) desde 2009, es refugio de la flora y fauna nativa. Allí, Coca-Cola de Uruguay junto a las fundaciones Indra y AVINA y con el apoyo dela DINAMA y la Intendencia de Rivera lleva adelante desde hace dos años un ambicioso proyecto de conservación de los recursos hídricos de la zona y contribuye a la recuperación del monte nativo. 

Aunque desconocido para la mayor parte de los uruguayos, el Valle del Lunarejo encierra una biodiversidad única que lo convierte en un paraíso natural que poco a poco se va convirtiendo en punto de atracción turístico.

Aler Donadío, titular de la Fundación Indra, recorrió junto a Journey el Valle del Lunarejo para acercar esta maravilla natural a nuestros lectores. Te invitamos a descubrir algunos de los ejemplares de flora y fauna que viven allí.

Si querés saber más sobre el trabajo de Coca-Cola para cuidar el Medio Ambiente podés visitar esta sección.