Los uruguayos somos cada vez más conscientes de nuestro impacto en el ambiente y el poder que tenemos como ciudadanos para reducir nuestra huella y cambiar la herencia que le dejaremos a las próximas generaciones. Es que los buenos hábitos de consumo y descarte son la base para un cambio de paradigma orientado al desarrollo sostenible y crear un mundo mejor.

Por eso, Coca-Cola Uruguay decidió hacerle un guiño a sus consumidores y recordarles un paso muy importante para dar luego de disfrutar su bebida preferida: reciclar la botella.

Con el desafío de crear Un Mundo sin Residuos como guía rectora de todas sus acciones es que Coca-Cola Uruguay sumó una nueva iniciativa para alcanzar la ambiciosa meta recuperar y reciclar para el año 2030 el equivalente al 100% de las botellas que la Compañía introduce en el mercado a nivel global. Por eso las tapas de las botellas no retornables ahora llevan un mensaje claro: "Reciclame”.


La acción comenzó en noviembre de 2020 para recordar a los consumidores que la botella de su bebida preferida es 100% reciclable. Así que luego de disfrutarla, el consumidor puede evitar que ese envase se convierta en basura con sólo depositarlo en el lugar adecuado.

La iniciativa está presente en las botellas de Sprite -que cambió de verde a transparente para ser más verde- y Aquarius, en sus sabores de pera y naranja, pero el mensaje es aplicable a todas las botellas no retornables de la Compañía.

Si son descartadas adecuadamente, en Uruguay las botellas de PET tienen como principal destino la fábrica Ecopet ubicada en Pando, donde se recuperan los envases transformándolos en escamas con las que luego se fabrica la resina para hacer nuevas botellas. El reciclaje juega un papel esencial en el modelo de economía circular, ya que es la base para poder minimizar la generación de residuos y el uso desmedido de materias primas vírgenes.

El mensaje de la botella es claro y contundente: reciclame 

Los pasos a seguir para descartar una botella de PET  cuidando el medio ambiente son muy sencillos:

1) Sacar la tapa y vaciar lo que haya quedado de contenido

2) Aplastar la botella

3) Volver a cerrarla con la tapa

4) Depositarla en un punto limpio

En la actualidad las plantas de reciclaje de Uruguay trabajan apenas al 20% de su capacidad instalada. Es decir, que se podría multiplicar por 5 la cantidad de botellas recicladas cada día. Lo único que hace falta para que se profundice la cultura del reciclaje en el país es el compromiso de cada uno de nosotros. Por eso, este tipo de acciones implican un nuevo impulso para reforzar la cultura del reciclaje en el país y lograr una participación ciudadana más activa y comprometida con el entorno.

Para localizar el contenedor de reciclables más cercano a tu hogar, te invitamos a descargar la aplicación ¿Dónde reciclo? que además ofrece información y consejos sobre cómo gestionar mejor nuestros residuos.

Si querés conocer más sobre Un Mundo Sin Residuos podés visitar esta sección.