Con el Río de la Plata como telón de fondo y el aroma a café como una invitación a compartir, Coca-Cola de Uruguay convocó a representantes de la sociedad civil, ejecutivos de compañías, empresarios, periodistas y diplomáticos para conversar sobre el cuidado del agua en el país.

“Durante muchos años abordamos el tema dentro de nuestras cuatro paredes, y la idea fue poco a poco ir ampliando nuestro ámbito de influencia, abrir la conversación y mirar a la comunidad”, explicó Silvina Bianco, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola sobre la estrategia de la Compañía para fomentar, tanto puertas adentro como hacia afuera, el cuidado del agua.

Este cambio se vio reflejado en acciones concretas que la Compañía desarrolla a nivel local junto aliados de diferentes ámbitos.

La conversación giró sobre tres ejes temáticos: la situación del agua en Uruguay, la necesidad de sinergias para encontrar soluciones colectivas y el valor de la propuesta Volvamos al Origen, la campaña de la Compañía que llama a reconectarse con lo más esencial de la naturaleza y la sabiduría de nuestros antepasados, para quienes el agua era fuente de toda vida.

Aler Donadío, Director de la Fundación Indra, destacó el proyecto que llevan adelante en el Valle del Lunarejo con el apoyo de Coca-Cola, la Fundación Avina, la intendencia de Rivera y el gobierno nacional a través de la Dirección Nacional de Medio Ambiente y el Sistema Nacional de Áreas Protegidas. La iniciativa tiene por objetivo conservar los bosques nativos de esta zona, que forma parte del Acuífero Guaraní, y así combatir la erosión de los suelos de modo de favorecer la infiltración del agua. En 2018 los resultados fueron más que alentadores: se logró devolver a la naturaleza y las comunidades más del 390% de agua que se utilizó ese año en la producción de bebidas en Uruguay.

En su presentación el representante de Indra explicó que para alcanzar estos resultados es esencial generar sinergias entre organizaciones de distintos ámbitos. “El proyecto que realizamos junto a Coca-Cola es un fiel ejemplo de lo que se puede lograr articuladamente y en alianza, para mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes, sin detrimento de los recursos ambientales”, explicó.

A su vez, Manuel Saurí, Director Ejecutivo de Agua Segura, expuso la iniciativa que junto a Indra y Coca-Cola de Uruguay llevan adelante en el país para  brindar acceso a agua segura.  A fines de 2018 se realizó una prueba piloto en escuelas rurales de los departamentos de Rivera y Tacuarembó y está prevista la instalación de filtros en otras 35 escuelas del país.

Otro pilar para Coca-Cola es proteger las fuentes de agua. Para lograrlo la Compañía se unió a The Nature Conservancy (TNC), la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua y Vida Silvestre que juntos transitan por la etapa inicial en el ambicioso proyecto que dotará a Uruguay de su primer Fondo de Agua que se desarrollará en la Cuenca del Río Santa Lucía, la más grande del país.

“El desafío más importante en este momento para Uruguay tiene que ver con el deterioro de la calidad de agua y la erosión de suelos y consecuente sedimentación. El aumento de uso del suelo para agricultura, ganadería y lechería en los últimos años, el uso de abonos y fertilizantes químicos y la transformación de áreas de cobertura natural son las causas de este deterioro. Para eso es necesario tomar acción, y un Fondo de Agua es una solución muy interesante para hacerlo”, explicó Alejandro Calvache, Gerente de la Aceleradora de Fondos de Agua para América Latina de TNC

En tanto la Compañía asegura la reducción y reciclaje del agua que utiliza junto a su socio embotellador Coca-Cola FEMSA Uruguay, que desarrolla en su planta diversas estrategias tendientes a optimizar el uso del vital recurso. Entre ellas se encuentran generar una cada vez mayor conciencia de la importancia de este tema entre sus colaboradores, incorporar nueva tecnología y realizar un monitoreo constante del uso del agua. De esta manera se logró en menos de 5 años duplicar la cantidad de agua recuperada en la planta.

“Para nosotros, en la planta, cuidar el agua es fundamental, ya que es una de nuestras principales materias primas como producto. Para este año venimos con una meta de 1,89 litros por litro de bebida producida, y tenemos un compromiso 2020 de reducirlo a 1,82 litros para el cual ya estamos implementando todas las medidas necesarias que nos permitan cumplir con ese objetivo”, confirmó Lucía Duter Jefa de Control de Calidad de Coca-Cola FEMSA Uruguay.

El panel de expertos logró interpelar a los asistentes, que partieron con la certeza de que se pueden tomar acciones concretas para genera un cambio real y nuevas ideas para abordar desde distintos ángulos el desafío de cuidar el agua. El kit plantable que llevaron a sus hogares es quizás una módica metáfora sobre todo lo que podemos cosechar cuando compartimos preocupaciones y trabajo en sinergia para encontrar soluciones.

Si querés saber más acerca del trabajo de Coca-Cola por el cuidado del agua podés visitar esta sección.