En 1996 el cuidado del medio ambiente estaba lejos de ocupar un lugar destacado en la agenda de temas a tratar en Uruguay. La sociedad apenas comenzaba a tomar conciencia del impacto que generan hasta sus más nimias acciones cotidianas. Pero esa idea de la inocuidad de nuestro día a día comenzó a desaparecer muy lentamente. Fue entonces cuando un grupo de empresas pionerascomenzaron a dialogar, marcar agenda y trazar un camino de acción sobre la problemática.

Así nació Cempre (Compromiso Empresarial Para el Reciclaje), una organización creada por un puñado de empresas privadas para abordar la temática medioambiental en Uruguay. Su propósito es generar información técnica relevante para identificar y desarrollar un modelo eficiente para la gestión integral de residuos. Actualmente la organización está integrada por 15 empresas, entre ellas Coca-Cola Uruguay, Tetra Pak, Ancap, Inca, McDonald’s Conaprole y Casarta por sólo nombrar algunas y se enfoca en desplegar distintas acciones orientadas a reducir la cantidad de residuos que se generan y en su reciclaje a nivel privado. A su vez, asesora a gobiernos departamentales y distintos organismos estatales con el propósito de colaborar en el desarrollo de políticas públicas orientadas a mejorar la gestión de residuos.

Por caso, en 2017, Cempre lanzó una aplicación para celulares que permite georeferenciar los puntos de recepción de residuos reciclables en Uruguay. “La idea es que las empresas puedan publicitarla en sus envases, como un llamado a la acción en el mismo envase que consumís” explicó a Journey Federico Baraibar, Director Ejecutivo de la organización.

Quince empresas privadas, entre ellas Coca-Cola, forman parte de Cempre en Uruguay. 


Asimismo, Federico adelantó que Cempre trabaja junto a la consultora Equipos Mori en una investigación que apunta a evaluar la relación que mantiene el usuario uruguayo con los residuos que genera todos los días, de modo de poder definir estrategias de comunicación cada vez más efectivas. “En función de dónde se encuentre la brecha entre el usuario y la información, se definirán tus estrategias de comunicación: hay que identificar el problema para poder trazarlas”, sostuvo.

Este año la organización también está abocada a desarrollar un espacio de academia en colaboración con Guyer & Regules. El propósito es convertirse en referentes formadores en temáticas de gestión ambiental. “La idea es dar un muy buen curso, ser referencia en este sentido y poder llevarlo al interior”, indicó. A su vez, de la mano de las empresas privadas y de la Organización Social sin fines de lucro DERES dedicada a la promoción de la Responsabilidad Social Empresaria, Cempre apuesta a elaborar indicadores que permitan medir prácticas sostenibles y realizar benchmarking.

Luego de más de 20 años de camino recorrido, hoy Cempre no duda en afirmar que su trabajo comienza a tener un palpable impacto positivo tanto en el medio ambiente como en los hábitos de los uruguayos y en la instalación de la problemática medioambiental en la agendas tanto públicas como privadas. La temática ya está sobre la mesa. Por eso a Federico le gusta creer en un futuro en el que su labor sea prescindible: “Las ONG se meten en las grietas. Las encuentran y empiezan a  incluir a actores en ellas, me gustaría ser prescindible, y que la gestión de residuos no sea un tema, creo que nos podemos encaminar ahí dentro de 20 años”.




Si querés saber más sobre el trabajo de Coca-Cola por el cuidado del Medio Ambiente podés visitar esta sección.