“No se puede creer esta maravilla de la naturaleza que tenemos y la mayoría de los uruguayos desconoce” le dijo Alejandro Draper a su guía mientras se adentraba por primera vez en su vida en el Valle del Lunarejo. Fue a fines del año pasado, cuando se sumó a una iniciativa de la Fundación Indra (Instituto de Desarrollo Rural y Aguas) y el Foto Club de Rivera para que cada vez más uruguayos pudieran conocer este paraíso natural ubicado en el norte del país y que constituye el núcleo de un área mayor declarada como Reserva de la Biósfera Bioma Pampa por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco).

Alejandro Drapper obtuvo el primer premio con esta imagen

Bajo la consigna “Flora Nativa del Área Protegida Valle del Lunarejo y su vínculo con el agua”, Indra y el Foto Club de Rivera organizaron un concurso de fotografía con el objetivo de  capturar la belleza del lugar, darle mayor difusión y promover, así, el cuidado de los recursos naturales del lugar.

Sara Borges obtuvo el tercer premio con esta imagen.

La premisa del Primer Concurso de Fotografía del Valle del Lunarejo fue retratar la flora nativa del área protegida y su relación con el agua. Para Gustavo Alsó, Presidente del Foto Club de Rivera, fue un verdadero desafío porque se buscaban imágenes cargadas de contenido. “Registrar esa fragilidad, esa vulnerabilidad del lugar para que la gente tome consciencia de la necesidad de protegerlo, es un acto muy difícil”, aseguró Gustavo a Journey. Además de buen ojo, el ganador debía tener una sensibilidad especial respecto al tema medio ambiente.

Mariana Rodríguez Amado obtuvo el segundo premio en el concurso. 


Alejandro logró reunir ambos requisitos y obtuvo así el primer premio del concurso. La imagen ganadora captura la belleza de un salto de agua ubicado en la llamada “Cueva del indio”. Este fotógrafo, originario de Montevideo, desconocía la zona, pero al enterarse del concurso no dudó en dejarse cautivar por uno de los paisajes más atractivos del país. “Me puse a investigar sobre el valle; busqué fotos y me encontré con la quebrada, las cuevas, los saltos de agua, y la variedad de flora y fauna. Me interesó la existencia de un área tan grande de conservación que fuera totalmente desconocido para la gente de Montevideo. Entonces me dije ‘bueno, vamos a ver qué es lo que hay en el Valle del Lunarejo’”, contó a Journey.

Naty Núñez Benavídez obtuvo la segunda mención de honor 

 

Ya en el valle Alejandro no podía creer lo que tenía delante. “Me impresionó la inmensidad y la variedad de vegetación. Creo que nunca había ido a Rivera y cuando estaba haciendo la recorrida con los guías comentábamos que no se parecía a ninguna otra parte de Uruguay, es algo totalmente desconocido” sostuvo.

El concurso fotográfico se inscribió en el marco de la celebración por los dos años del proyecto de conservación del Valle del Lunarejo que llevan adelante Indra, Coca-Cola, Fundación Avina, la Intendencia de Rivera y el gobierno nacional. Con la participación del Sistema Nacional de Área Protegidas (SNAP) de la Dirección Nacional de Medio Ambiente. La iniciativa busca preservar este paraíso natural a través de acciones que reviertan la erosión provocada por el aumento de la población, el sobrepastoreo y la tala indiscriminada del bosque nativo.

Con esta imagen Ana María Dos Santos Rodríguez obtuvo la tercera mención de honor.

Tras dos años de trabajo las primeras evidencias del impacto positivo ya saltan a la vista y se prevé que al cierre del proyecto en 2020 se logre superar la meta de 3 mil hectáreas conservadas planteada inicialmente.

Desde Indra y el Foto Club de Rivera ya están trabajando para lanzar una segunda edición del consurso. Además de superar las expectativas en cuanto al número de participantes, consideraron muy positivo que muchas personas se hayan podido acercar a un lugar que no conocían a través de estas imágenes.

Si querés saber más sobre el trabajo de Coca-Cola en el Valle del Lunarejo podés leer esta nota.