Luego de cuatro años de ejecución, la iniciativa conjunta de Coca-Cola Uruguay, Fundación Indra, Fundación Avina, la Intendencia de Rivera, el Ministerio de Ambiente y los productores del Valle del Lunarejo, confirma su contribución a  los esfuerzos del país por cumplir con la Agenda 2030 impulsada por la Organización de las Naciones Unidas.

Cuando el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medio ambiente van de la mano, el bienestar de las personas también mejora. Y es que la combinación de estas tres dimensiones es propia del desarrollo sostenible y sobre las cuales la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó hace seis años la Agenda 2030. Ese documento presenta 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta la lucha contra el cambio climático, el fomento de la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente y el diseño de las ciudades, entre otros.

El horizonte de la ONU está puesto en que los países adopten como propios estos objetivos y establezcan marcos nacionales para su logro. El éxito de la agenda en Estados comprometidos como Uruguay depende no solo de la acción del Gobierno, sino también de la colaboración de los diferentes sectores como el privado, la academia y la sociedad civil.

Y el proyecto de conservación en el Valle del Lunarejo es un claro ejemplo de este compromiso multisectorial. El programa, llevado adelante por Coca-Cola Uruguay, Fundación Indra, Fundación Avina, la Intendencia de Rivera,  el Ministerio de Ambiente y los productores del Valle del Lunarejo, asumió en 2016 el desafío de conservar el 10% de la totalidad del área protegida ubicada en el departamento de Rivera. Hoy, con los objetivos cumplidos, el proyecto ya entró en su fase de mantenimiento de modo de consolidar los logros alcanzados y seguir aportando al desarrollo de un país más sostenible.

El cuidado del agua y de los bosques son dos de los ejes centrales del proyecto en el Valle del Lunarejo 

"El proyecto permitió la incorporación de acciones con resultados cuantificables en pos de la conservación de los recursos naturales y desarrollo de las potencialidades locales bajo el concepto de sustentabilidad, en el marco de las políticas nacionales y en concordancia con los compromisos asumidos por el Uruguay", explica a Journey Marco Estrada, ingeniero agrónomo e integrante del equipo técnico del programa, al referirse a la contribución del proyecto con el compromiso nacional para alcanzar la Agenda 2030.

Un proyecto local con repercusión nacional

Según identifica Marco, el proyecto del Valle del Lunarejo contribuye con seis de los diecisiete ODS marcados por la ONU.

En este sentido, el técnico a cargo del programa destaca que en el diseño del proyecto se incorporaron acciones dirigidas al fortalecimiento de la economía familiar, como el desarrollo de proyectos de turismo rural liderados, en su mayoría, por mujeres. De esta forma, se contribuye al ODS número 5, que persigue la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas de todo el mundo.


"La estrategia de recuperación y protección del bosque nativo contribuye de manera directa en la recuperación y conservación de los recursos hídricos, favoreciendo el ciclo hidrológico en la cuenca intervenida, en el proyecto Lunarejo específicamente, con un nivel de reposición  de agua de 1.800 millones de litros por año a través de las 3.000 hectáreas  de bosque nativo recuperadas", explica Marco, relacionando este impacto con el ODS número 6, que busca garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos. Asimismo, este objetivo forma parte del compromiso asumido por la Compañía Coca-Cola en el marco de la visión de su estrategia global de agua 2030: lograr la seguridad hídrica para las comunidades en las que opera y para los productores agropecuarios que están al inicio de su cadena de valor.

El ODS número 12 propone garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. En este sentido, el proyecto colabora con varias metas para alcanzar este objetivo: lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales, asegurar que las personas tengan la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza, ayudar a fortalecer la capacidad científica y tecnológica para avanzar hacia modalidades de consumo y producción más sostenibles, elaborar y aplicar instrumentos para vigilar los efectos en el desarrollo sostenible, a fin de lograr un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales

En cuanto al ODS vinculado al cambio climático, el número 13, Marco asegura que la recuperación y protección del bosque nativo contribuyen directamente en el alcance de las metas de este objetivo, que están relacionadas con la capacidad de adaptación a los riesgos del clima, con la incorporación de medidas de mitigación y con la sensibilización y educación sobre el cambio climático.

Al gestionar sosteniblemente los bosques -10.000 hectáreas en total entre el bosque nativo recuperado y el resto del territorio conservado de campo natural-, el proyecto contribuye de manera directa y significativa a la conservación de los ecosistemas terrestres y por ende a la conservación de la biodiversidad, aspectos claves del ODS número 15.


"Uno de los aspectos más importantes para el éxito del proyecto derivó de las alianzas estratégicas entre los distintos actores tanto del sector público, privado, comunidades y sociedad civil, que formaron parte de su desarrollo", señala Marco para relacionar el proyecto al ODS número 17, que estimula la creación de alianzas para lograr los objetivos, siendo la cooperación una herramienta fundamental para generar un movimiento imparable que impulse las transformaciones necesarias.

Con el compromiso de que Cada Gota Cuenta, el proyecto de conservación del Valle del Lunarejo se convirtió no sólo en un paso más en el desafío de trabajar por el agua, que lleva adelante la Compañía en Uruguay y el mundo, sino también en un aporte fundamental para que el país se acerque un poco más a cumplir con los ODS.

Si querés saber más sobre el Valle del Lunarejo podés visitar esta sección.