Desde comienzos de 2019, The Nature Conservancy (TNC) en alianza con Coca-Cola Uruguay, la ONG Vida Silvestre Uruguay, el Laboratorio Tecnológico de Uruguay (LATU)y la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua trabajan en la creación del primer Fondo de Agua de Uruguay, que se desarrollará en la cuenca del río Santa Lucía. LATUrealizó el estudio de factibilidad del proyecto.

El consumo global de agua se duplica cada 20 años, y para el año 2025 al menos dos tercios de la población mundial vivirá en zonas afectadas por estrés hídrico, según advirtió la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Con el objetivo de revertir esta situación, TNC ha apoyado el desarrollo de 25 Fondos de Agua en 9 países de América Latina, que tienen por objetivo contribuir a la seguridad hídrica y al manejo sustentable de las cuencas a través de soluciones basadas en la naturaleza.

En Uruguay, TNC y la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua comenzó a trazar este año el camino para la creación del primer Fondo de Agua en el país; el primer paso fue la elaboración de un estudio de factibilidad, que determina la situación del ecosistema, retos de seguridad hídrica para la cuenca y la región, posiblessoluciones y un mapa de actores relevantes en la cuenca que podrían juga run papel central en la Operación del Fondo de Agua.  El estudio estuvo a cargo del Laboratorio Tecnológico de Uruguay (LATU).

“Desde LATU decidimos participar porque vimos que había una organización internacional muy reconocida como TNC, con muchísima experiencia de trabajo en ámbitos de conservación, que venía a indagar la posibilidad de un proyecto con una metodología que nos resultó novedosa. Pensamos que era interesante hacer el estudio de factibilidad que se necesita para que estén dadas las condiciones a nivel nacional”, explicó a Journey Elina Ordoqui, Directora de Medio Ambiente y Unidad Fray Bentos en el LATU.

Uno de los ejes de trabajo que plantea un Fondo de Agua es entender la gobernanza del recurso como un ámbito compartido entre distintos actores. En este sentido, Elina considera que en Uruguay ya están sentadas las bases para que el Fondo de Agua sea viable. En 2013 se crearon las Comisiones de Cuenca: ámbitos tripartitos integrados por representantes del gobierno, los usuarios del agua y la sociedad civil, que asesoran a los Consejos Regionales de Recursos Hídricos en las acciones a implementar para llevar adelante procesos más sustentables en las cuencas.

“En el estudio de factibilidad debimosindicaren qué cuenca presentar el Fondo de Agua. Elegimos la del río Santa Lucía por la importancia y el impacto que tiene. Es una cuenca que alimenta dos tercios de la población del Uruguay, todas las actividades que se implementen allí tendránun impacto muy fuerte en todos los temas de seguridad hídrica”, aseguró Elina.

Los primeros resultados aportados por la investigación indican la necesidad de tomar medidas para mejorar la calidad del agua. Alejandro Calvache, Gerente del Modelo de Colaboración Abierta de Fondos de Agua para América Latina de TNC, explicó a Journey que el desafío que tiene Uruguay está vinculado al deterioro de la calidad de agua y la erosión de suelos y consecuente sedimentación. “El aumento de uso del suelo para agricultura, ganadería y lechería en los últimos años, el uso de abonos y fertilizantes químicos y la transformación de áreas de cobertura natural son las causas de este deterioro”, explicó.

En este sentido, el Fondo de Agua aparece como una alternativa más que atractiva para revertir la crisis de la cuenca del río Santa Lucía. Ya concluida la fase de factibilidad, pronto comenzarála fase de diseño en la que se elaborará un plan estratégico para los primeros cinco años. Este plan definirá las acciones concretas de recuperación y conservación de áreas naturales. Para lograrlo, los aliados del proyecto acompañarán a productores locales en la implementación de buenas prácticas agrícolas y ganaderas, desarrollarán sistemas de monitoreo y evaluación para medir los impactos en cantidad y calidad de agua, y mejorarán la gestión de aguas residuales.

“El Fondo de Agua es una iniciativa muy interesante a implementar. A pesar de que el tamaño de la cuenca es un desafío, y que implica un gran despliegue, los resultados pueden llegar a ser interesantes. Esperamos estar involucrados en la etapa de diseño, porque quedamos muy entusiasmados con el estudio de factibilidad y nos gustaría seguir vinculados a las próximas etapas”, concluyó la Directora de Medio Ambiente y Unidad Fray Bentos en el LATU.

Coca-Cola Uruguay apoya el proyecto de TNC en el marco de su compromiso global de devolver a la naturaleza el 100% del agua que emplea en sus bebidas. En 2018, junto a Fundación INDRA y la Fundación Avina, la Compañía logró reabastecer 390% del agua utilizada en el paísgracias a los proyectos de conservación en el Valle del Lunarejo.

Si querés saber más acerca del trabajo que realiza Coca-Cola en Uruguay y el resto del mundo para cuidar el agua podés visitar esta sección.