Rodeado por diversos materiales - PET, Tetra Pak, cartón y telgopor, entre otros- que recolectó en las calles de San Pablo (Brasil), el reciclador Domingos Pereira (50), es categórico: "Los residuos, para mí, tienen más valor que el oro". Y no exagera. Él, que hace unos años trabajaba en la excavación de oro en el Estado de Pará, encontró en el reciclaje, además de un sustento para su vida, una filosofía de vida.

"Todos los días aporto mi grano de arena para evitar las inundaciones, además de ayudar a retirar cientos de kilos de PET de las calles. Es necesaria una gestión inteligente de los residuos para cuidar el medio ambiente y como medio de subsistencia para muchas familias”, dice Domingos.

En sólo seis años, pasó de hacer trabajos de mantenimiento a convertirse en el presidente de CooperLeste, una de las 200 cooperativas beneficiadas por el programa Reciclar por Brasil, que cuenta con el apoyo de Coca-Cola de Brasil. El proyecto busca desarrollar toda la cadena de reciclaje del país, que en general enfrenta grandes desafíos de gestión e infraestructura.

"Esta asociación llegó en el momento oportuno, porque nuestra situación era muy difícil” recuerda Domingos, que ya no preside la cooperativa pero sigue siendo uno de sus principales líderes. “Pudimos acceder a nuevas máquinas, aumentar la producción en un 40%, abrir nuevas plazas e incluso mejorar la remuneración de todos los miembros de la cooperativa”, agrega.

Catador de materiais recicláveis , Domingos Pereira
Domingos es uno de los líderes en CooperLest, una de las 200 cooperativas beneficiadas por el programa Reciclar por Brasil.

Suryan Cury

"Recibimos una máquina para la clasificación de los residuos, una prensa, un elevador de carga, 40 carritos, computadoras y microondas, que han sido de un gran valor para nuestro desarrollo. También contamos con la ayuda de un analista que nos asesora en cuestiones jurídicas y administrativas", cuenta Domingos.

También encendió el optimismo y la autoestima de los miembros de la cooperativa: “El programa nos ayudó a profesionalizar cada vez más nuestro trabajo. Por eso, todos quieren formar parte de CooperLeste”, dice y anhela: “Si todos tomamos la decisión de no tirar los residuos en las calle podremos crear un mundo mejor”.