En la Semana Mundial del Ambiente compartimos el camino de las botellas retornables de Coca-Cola dentro de las plantas embotelladoras, desde que llegan vacías hasta que están listas para salir una vez más al mercado.

¿Sabías que una botella de vidrio retornable de Coca-Cola puede reutilizarse hasta 35 veces? ¿Y que una de plástico PET hace ese mismo camino de ida y vuelta en hasta 18 oportunidades?

Las botellas retornables ya representan para la Compañía el 23% de sus ventas en Uruguay, y son un pilar de su estrategia global Un Mundo sin Residuos, el compromiso que apunta a recuperar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para 2030. Es que sus ventajas van más allá de la vida útil de cada envase: una vez que alcanzan su vida útil se pueden reciclar, y así pasan a formar parte de nuevos empaques para que comience el circuito.

En este video te mostramos el camino circular de nuestras botellas, desde que las devolvés vacías en el comercio. Se inicia entonces un viaje de regreso a la planta embotelladora, donde se clasifican, inspeccionan y desinfectan antes de volver a rellenarse, para así emprender el camino de regreso hacia la mesa de todos los uruguayos.