Evitar que un envase se transforme en residuo depende del destino final que le demos: descartado en el lugar correcto, se convierte en materia prima.  Es decir, el ciclo de vida de una botella puede ser tan corto o largo como nos los propongamos. Ser conscientes de ello nos permitirá cambiar la herencia que le dejaremos a las próximas generaciones.

Por eso Coca-Cola Uruguay presentó “Cambiemos la Herencia”, una campaña con la que invita a todos los uruguayos a reciclar juntos y contribuir entre todos a crear un mundo más sustentable. Y para seguir impulsando el reciclaje en Uruguay, Coca-Cola lanzó, junto a Compromiso Empresarial para el Reciclaje (Cempre) y la organización DATA, la app gratuita “¿Dónde Reciclo?”, que concentra toda la información necesaria para que recuperar material sea cada vez más sencillo.

“Cambiemos la Herencia busca generar conciencia en torno a la responsabilidad que tenemos con el ambiente. Esta campaña nos invita a modificar nuestros hábitos y costumbres, fomentando el reciclaje de las botellas plásticas para que éstas sean transformadas y tengan una nueva vida. Es una invitación a dejar un mundo mejor a las generaciones futuras”, explicó Denise Picot, Directora de Marketing de Coca-Cola para Argentina y Uruguay.

En Uruguay el 100% de los envases de la Compañía son reciclables y la nueva botella Vitale viene a dar un salto cualitativo: es la primera en el país en fabricarse 100% con plástico reciclado.

Con este lanzamiento la Compañía da un nuevo paso hacia “Un Mundo sin Residuos”, el compromiso que contempla todo el ciclo de vida del envase, desde su diseño hasta su recolección, reutilización y reciclado.

Con ese objetivo, se propuso que sus envases se elaboren para 2025 con al menos 50% de PET reciclado y está comprometida a recuperar y reciclar para el año 2030 el equivalente al 100% de los envases que introduce cada año al mercado.

“La botella Vitale, hecha 100% con resina reciclada, es el símbolo de un compromiso. Con el lanzamiento de este nuevo envase hacemos tangible la promoción de la economía circular. Es sólo un primer paso, pero que va ir creciendo en la medida que vayamos sumándonos todos a este movimiento. Entre todos ‘Un Mundo sin residuos’ es posible”, aseguró Denise.

Así, el agua de las buenas ideas da continuidad a su costumbre de estar a la vanguardia a la hora de cuidar el Ambiente: Vitale fue también pionera en 2015 al introducir la primera botella eco-flex en Uruguay, un envase más liviano y fácil de reciclar ya utiliza un 15% menos de plástico en su fabricación.

Con la convicción de que todos podemos ser parte de la solución, Coca-Cola te invita a sumarte y contagiar tus ganas de reciclar para que, entre todos, cambiar la herencia que les dejaremos a las próximas generaciones.

Si querés saber sobre el trabajo de Coca-Cola para cuidar el Ambiente podés visitar esta sección.