En el marco del programa “Agua por el futuro” -impulsado por el Sistema Coca-Cola y la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua-, 50 voluntarios de la Compañía se sumaron a una jornada de reforestación y plantaron más de 1000 árboles nativos en la Finca Pacaño del municipio de Patzicía, en Guatemala.

La reforestación del área busca mejorar la calidad de suelo mediante la reducción de la erosión, el mejoramiento de la conectividad biológica, la captura de carbono y la infiltración de agua al subsuelo. De esta manera, se ayuda a la continuidad en el abastecimiento de agua para miles de personas de la ciudad de Guatemala.

Los resultados de “Agua por el futuro” son alentadores: desde su implementación, en 2011, se conservaron más de 638 hectáreas en varias zonas del país y se reabastecieron 674.300 m3 de agua a la naturaleza.



“Con esta jornada de reforestación buscamos que nuestros colaboradores y demás guatemaltecos se comprometan con la protección del ambiente para seguir generando valor económico, social y ambiental en cada una de las comunidades donde operamos”, indicó Gabriela Arias, en representación de Coca-Cola FEMSA.

El Sistema Coca-Cola reabastece a nivel global el 100% del agua que utiliza en la producción de sus bebidas. La meta fue alcanzada en 2015, cinco años antes de lo previsto, gracias a una sólida política de cuidado de agua en las plantas, tratamiento de aguas residuales y programas de protección de cuencas y suelos como el que se desarrolla en Guatemala.

En Uruguay, la Compañía lleva adelante desde 2016 un ambicioso programa de conservación del bosque nativo y los recursos hídricos en el Valle del Lunarejo junto a la Fundación Avina, el Instituto de Desarrollo Rural y Aguas (Fundación Indra), la intendencia de Rivera y la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) de Uruguay. La Compañía se planteó el desafío de proteger al menos un 10% del bosque nativo del Valle del Lunarejo, es decir unas 3 mil hectáreas y, a casi tres años de iniciado el proyecto, los primeros y alentadores resultados ya se pueden vislumbrar.