Apenas unos pocos meses atrás Carina García escuchó hablar por primera vez sobre Wabi, y, según contó a Journey, la propuesta de esta aplicación la conquistó de inmediato: “Todo lo que nos sirva para sumar, bienvenido sea”. Carina lleva 13 años al frente del salón “Sol y luna”, ubicado justo entre los barrios montevideanos de Pocitos y Villa Dolores. Cuando habló con Journey, a media tarde, ya le habían llegado 15 pedidos por medio de esa aplicación. Hay días en los que, según contó, tiene más de 30 encargos por Wabi. El mismo flujo de pedidos maneja Alejandro Rodríguez, que esta semana está cumpliendo un año al frente del minimercado “La Victoria” en el barrio Cordón: desde que empezó a utilizar esta plataforma ya se la recomendó a varios amigos que también tienen negocios de cercanía..

Wabi aterrizó en Uruguay a fines del año pasado. La aplicación, desarrollada en Argentina por la empresa YOPDev con el apoyo de Coca-Cola, tiene por objetivo ofrecer un nuevo canal de venta a los negocios minoristas a los que el avance tecnológico los fue dejando afuera. Su funcionamiento es sencillo: el cliente se registra, ingresa y establece su ubicación. Así la plataforma despliega una lista de productos disponibles en los almacenes y kioscos de la zona; el cliente hace su pedido y la aplicación deriva el encargo al comercio más cercano para que realice el envío sin costo adicional.

Además de ayudar a los negocios a mejorar sus canales de venta, Wabi se convirtió en una herramienta muy útil en el actual contexto de emergencia sanitaria, en el que evitar la interacción cara a cara es clave para cuidar la salud de todos. “Nosotros sacamos un folleto haciendo hincapié en los envíos a domicilio y a que la gente se quede en casa”, contó Rocío Fernández, que desde hace dos años y medio atiende “Corner Shop”, en la esquina de Masini y Chucarro. Carina y Alejandro adoptaron medidas similares. “Entusiasmo a la gente a que se quede en la casa, a que entren a la aplicación, que además les sirve y tienen descuentos”, aseguró Carina.

Montevideo cuenta con el servicio de Wabi desde noviembre de 2019 y se suma así a las 14 ciudades de ocho países de América Latina que trabajan con la app. 


Ya son más de 6.000 las tiendas, distribuidas a lo largo de 14 ciudades latinoamericanas, que utilizan Wabi. Según estiman sus creadores, en América Latina hay potencial para sumar 3,5 millones de pequeños comercios a la plataforma. Al brindar una solución sencilla y gratuita a los negocios de barrio, Wabi los ayuda a no quedarse atrás ante los avances tecnológicos.

“Nosotros somos un autoservice chico, por lo que tener una aplicación o una página de Internet nos generaría muchos costos. Al tener la aplicación Wabi nos ahorramos ese dinero pero igual llegamos al cliente,” explicó Rocío, quien además contó que gracias a la aplicación logró expandir su clientela. “Para nosotros es otra salida de venta, porque llegamos a una mayor distancia, no solamente al vecino de al lado”, contó.

Por su parte, Carina valora que se haya puesto el foco en los emprendimientos pequeños: “Yo sentí que así piensan más en el negocio del barrio; y eso, a nosotros, los que no somos grandes cadenas, nos ayuda a poder crecer un poco más. Y eso hay que valorarlo”.


Si querés saber más sobre Wabi podés leer esta nota.