Los visitantes de la Casa de Waterford Crystal Factory, en Irlanda, pueden ver una versión especial de cristal de la icónica botella de Coca-Cola. Un homenaje a uno de los símbolos más importantes del diseño en el último siglo.

La icónica botella de vidrio de Coca-Cola fue creada en 1915 por la Root Glass Company de Terre Haute, Indiana. Como la idea era diferenciarse de otras bebidas, la Compañía encargó el diseño de una botella que fuera reconocible incluso en la oscuridad o después de romperse.

En 1960, la botella contour de la marca Coca-Cola recibió su primer registro de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos y en 1977 fue inscripta como una marca registrada.

De cristal

Como todas las piezas creadas por la mundialmente famosa Casa de Waterford Crystal, la versión de cristal de la botella contour fue realizada mano por expertos artesanos, sopladores, cortadores y escultores.

Su forma distintiva y las líneas acanaladas fueron creadas primero a través de soplados y luego esculpiendo a mano el cristal fundido en un horno de 1300 grados.

En cuanto al patrón de diamante que aparece por encima y por debajo del logotipo de Coca-Cola, fue tallado a mano por uno de los maestros artesanos de Waterford Crystal, para mejorar el brillo.

Finalmente, el panel central en blanco fue sombreado por un especialista, antes de grabar el logo de Coca-Cola en la parte superior. Con 48 centímetros de altura, esta réplica de la botella de cristal original de Coca-Cola se exhibe hoy en la Casa de Waterford Crystal.

Una ocasión especial

La Casa de Cristal de Waterford creó esta versión de cristal cortada a mano con motivo de la jubilación de Don Keough, en abril de 1993. Él fue su Presidente, Jefe de Operaciones y Director de The Coca-Cola Company entre 1981 y 1993.

Después de esta creación única, otras 50 botellas contour de cristal de tamaño real fueron realizadas a pedido, para entregarlas como premio especial a algunos asociados de la Compañía.