La incertidumbre y el vértigo son compañeros obligados de quien decide emprender nuevos caminos. Al dar los primeros pasos podemos saber exactamente dónde se comienza pero difícilmente a dónde se llegará. Cuando en 1970 Ruben Marturet entró por primera vez al edificio de Montevideo Refrescos, embotellador del sistema Coca-Cola en Uruguay, sabía perfectamente cuáles serían sus tareas iniciales, como asistente. Realizaba trámites, entregaba recados y estaba a disposición para lo que surgiera. Lo que no podía saber entonces es que 15 años más tarde ocuparía el despacho del Gerente General de Coca-Cola Uruguay.

Ruben se encontró con una Compañía en constante crecimiento y aprovechó la oportunidad para aprender de todos, todo lo que podía. Así lo hizo, según contó a Journey, desde el primero hasta el último día de los fructíferos 36 años que pasó en Coca-Cola. Y aún hoy destaca y sostiene los pilares del éxito que aprendió trabajando ahí: perseverancia, trabajo en equipo, innovación y diálogo.

A lo largo de esos años al frente de Montevideo Refrescos debió comandar el barco en momentos destacados de la historia de Uruguay. Como Gerente General le tocó el desafío de llevar adelante una de las empresas más grandes del país durante la transición a la democracia, como así también atravesar una de las crisis económicas más severas del país.


En tanto Gerente General, Ruben se encontró con una Compañía en plena evolución. “Estábamos viviendo la necesidad de transformación de la empresa. Se había construido una planta de forma fantástica, una planta con una tremenda capacidad edilicia, pero con un sistema de producción, distribución y ventas muy ineficiente” contó. “Esto –explicó Ruben- no permitía el crecimiento de mercado además de tener costos altísimos de operaciones. Ahí nos empezamos a marcar los primeros objetivos transformacionales”.

En esos años se encaró la consolidación de todo el proceso productivo en una única planta embotelladora, para poder luego avanzar en el desarrollo de líneas más modernas. Así se comenzaron a incorporar nuevas maquinarias y se adoptaron procesos automáticos. Este paso adelante implicó una ardua negociación con los sindicatos, que Ruben y su equipo pudieron sacar al frente apelando siempre al diálogo. De aquel episodio, recordó, se pudo avanzar en el fortalecimiento del vínculo de la Compañía con sus trabajadores.

Luego, la Compañía se concentró en la clave que permite su crecimiento constante: la innovación. Coca-Cola comenzó por esos años a diversificar y ampliar su portfolio de productos. Durante la gerencia de Ruben salieron al mercado Coca-Cola Diet, Fanta y Sprite, entre tantas otras bebidas.

Ruben guarda en su casa innumerables recuerdos de su paso por Coca-Cola


La crisis de 2002 golpeó con dureza a todos los uruguayos. Y las empresas no estuvieron ajenas al cimbronazo. Como respuesta al nuevo contexto, Montevideo Refrescos adoptó una filosofía de flexibilidad y adaptación, conceptos innovadores para las estructuras de aquellos años. A partir de estas ideas, contó Ruben, comenzaron a trazarse los primeros esbozos de lo que serían luego líneas de acción de la Compañía y que hoy se reflejan en la búsqueda continua de darle al público precisamente aquello que demanda.

“Soy un convencido del trabajo en equipo” afirmó y no dudó en compartir con todos la clave para llevar esas palabras a la acción: “¿Y cómo se pone en práctica? Estando con la gente. Si vos te pones a conversar, te tomas una Coca-Cola en la oficina, ahí sabés lo que está pasando y la gente termina reconociéndote a vos como un compañero más o un colega y no como un jefe. Hay que integrarse con los equipos, porque es la forma de dar el ejemplo”.

En 2002 Ruben concluyó el recorrido iniciado en 1970 con la satisfacción del deber cumplido, cuando puso fin a su Gerencia en Montevideo Refrescos. Durante esos años creció profesional y personalmente, conoció amigos y viajó, pero, sobre todo, formó la que es hoy la piedra basal de su vida: su familia. Su casa guarda hoy incontables recuerdos de esos 36 años en los que su vida estuvo ligada a Coca-Cola, una suerte de testigo de esa relación que no terminó, sino que simplemente se transformó.


Si querés saber más sobre la historia de Coca-Cola en Uruguay podés visitar esta sección.