Como cada 31 de diciembre, en el que la perspectiva del fin de un año más y la llegada de uno nuevo invita a realizar un balance sobre lo realizado a lo largo de esos últimos meses, cada cumpleaños nos ofrece la posibilidad de mirar en retrospectiva todo el camino recorrido hasta el momento.

Este 8 de mayo Coca-Cola cumple 135 años. El camino transitado es largo. Muy largo. Pero cada día se siente como si estuviéramos dando los primeros. El recorrido que comenzó en 1886 John Pemberton se convirtió en suceso de dimensiones globales, al que se siguen sumando más y más personas.

Es que desde que Pemberton vendió por 5 centavos la primera Coca-Cola en la Farmacia Jacob´s de la ciudad Atlanta, la Compañía no ha dejado de crecer junto a las comunidades en las que opera.

Y apoyó su mirada sobre tres pilares fundamentales: bienestar, comunidad y medio ambiente.

La apuesta por garantizar el bienestar se traduce en su transformación estratégica en una Compañía Integral de Bebidas con un portafolio conformado cada vez más con opciones bajas o sin calorías.

En Uruguay este compromiso ya llevó a que la Compañía cuente con un portafolio en el que el 58% de sus bebidas son sin azúcar, lo que convierte a Coca-Cola de Uruguay en la que proporcionalmente mayor cantidad de opciones sin azúcar ofrece en el sur de América Latina. Lejos de significar esto un punto de llegada es apenas un hito en un camino que continúa.

Al mismo tiempo, programas globales como Un Mundo Sin Residuos, 5by20 y las múltiples iniciativas alrededor de todo el mundo para cuidar el agua y mejorar el acceso a ella, ratifican que 135 años después de su nacimiento, el compromiso de la Compañía con las comunidades en las que opera se robustece con el tiempo.

Este año, además, la Compañía está lista para dar un paso más en el cuidado del agua a través de su estrategia global para 2030 con una visión: lograr la seguridad hídrica para las comunidades en las que opera y para los productores agropecuarios que están al inicio de su cadena de valor. Esta es una visión compartida con sus socios embotelladores e implica una asociación en todo su sistema y junto a los gobiernos, las ONG, el sector privado y la sociedad civil.

Son 135 años refrescando al mundo y creciendo junto a las comunidades, innovando para acompañar a los consumidores en cada momento del día. Los primeros 135 años de una travesía que dejó momentos memorables, marcados por un espíritu de superación que bien expresó James Quincey, Presidente y Director Ejecutivo de la Compañía Coca-Cola, cuando recientemente afirmó: “Nuestros mejores años están aún por venir”.

Si querés saber más sobre la historia de Coca-Cola podés visitar esta sección.