Desde el 8 de mayo de 1886, cuando se sirvió la primera Coca-Cola en una farmacia de Atlanta, la bebida se convirtió en la favorita del mundo entero. Recordamos en esta nota los eventos memorables junto a los uruguayos. Seguro que te acordás de alguno.

"Recuerdo caminar por la calle Isla de Flores y preguntar puerta por puerta a quién le interesaba colgar nuestras lonas en los balcones a cambio de bebidas “, evoca Martha Corbo, Jefa de ventas de Coca-Cola Femsa Uruguay, embotelladora de Coca-Cola en el país, quien además integró durante una década el departamento de marketing de la Compañía.

Así se inició la alianza de la Compañía con las casas del Barrio sur y Palermo, con terrazas codiciadas por su vista privilegiada al Desfile de Llamadas. Fue entonces cuando el característico color rojo de Coca-Cola se convirtió en una insignia más que recibe cada verano al tradicional desfile de cuerdas de tambores.

Lo cierto es que desde que se vendió la primera botella de Coca-Cola en el antiguo bar La Giralda, en 1943, el vínculo de la Compañía con el país está marcado por grandes momentos estrechamente relacionados con la cultura nacional.

De hecho, durante décadas y hasta el día de hoy, Coca-Cola también ha acompañado a los uruguayos en su deporte más popular: el fútbol. Así fue como, por ejemplo, en 1950 asistió en el Estadio Centenario al recibimiento de los campeones mundiales de Maracaná. También ha apoyado a las selecciones juveniles desde 1954, y compartió el regreso triunfal de Peñarol y Nacional, campeones de la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental.

Y si de fútbol se trata, el Estadio Centenario es el protagonista -el "Monumento Histórico del Fútbol Mundial" según lo denominó la UNESCO en 1980-, y mucho tuvo que ver Coca-Cola en cómo lo conocemos hoy. Fue en 1993 con motivo de su 50° aniversario en Uruguay, que la Compañía llevó adelante el remozamiento exterior del estadio en acuerdo con la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), la comisión de Patrimonio Nacional y la Intendencia de Montevideo. Los murales que pueden verse actualmente representan la estética de los afiches del primer Mundial de Fútbol de 1930, diseños que ya son parte del paisaje junto a la armonía del entorno del Parque Batlle.

Estos y tantos otros hitos convierten a Coca-Cola en un actor clave entre los fanáticos del fútbol, tanto es así que desde el año 1998, la copa del Campeonato Uruguayo de Fútbol lleva el nombre de la bebida favorita de los uruguayos y, reflejando la capacidad de la Compañía para reinventarse, hasta tuvo en 2016 su versión con materiales reciclados.

"Tengo muy lindos recuerdos de la cantidad de eventos que hemos organizado y siguen en la memoria de muchos uruguayos: el tablado gratuito en el Kibon que también fue escenario del rock nacional, los espectáculos en el Teatro de Verano, la idas a los Mundiales con consumidores que ganaron concursos, el vínculo estrecho con la Selección Nacional de Fútbol, el logo pintado en la calle Isla de Flores", recuerda Martha con emoción y asegura que podría escribir un libro con anécdotas e historias de esos años.

Cada cumpleaños suele ser un día especial para recordar el camino recorrido y revivir momentos únicos, como los que recordó Martha mientras repasaba los eventos e historias junto a Coca-Cola Uruguay: “Para mí, Coca-Cola es la empresa de la felicidad, llena de momentos de alegría y en familia”.

Si querés saber más sobre el 135 aniversario de Coca-Cola podés leer esta nota.