“Siempre me gustó hacer algo que estuviera al servicio de los demás”, cuenta Elena Sosa, la emprendedora al frente de Alba Natural Therapy, un centro de terapias naturales y estéticas. Sus primeras acciones solidarias se remontan a la infancia cuando, al cuidado de sus abuelos, se acercaba hasta al Hospital Piñeyro del Campo a llevar donaciones. A partir de allí, esta emprendedora innata buscó siempre la forma de ayudar al otro.

“Empecé con el tema de la estética en una farmacia y eso fue despertando en mí otras inquietudes. A veces la persona que se hace un tratamiento facial se lo hace porque hay un estado emocional detrás que la lleva a necesitar cambiar algo en su vida, verse diferente; y así fue surgiendo toda la parte vocacional de hacer terapias”, explica Elena a Journey. Además de dedicarse profesionalmente a esta vocación y fundar su propio centro terapéutico, Elena encontró la manera de brindar sus conocimientos de modo voluntario; por ejemplo, capacitando a mujeres privadas de libertad y dando clases de cuidado de piel a mujeres en tratamiento oncológico.

El año pasado Elena fue seleccionada para participar en Emprendemos Juntas -el programa que Coca-Cola lleva adelante en Uruguay junto a Endeavor en alianza con el Instituto Kolping y el Centro de Promoción por la Dignidad Humana (Ceprodih)-, que busca acompañar el crecimiento económico de las mujeres.

Hoy en día la emprendedora valora el empuje que le dio esta experiencia que, según explica, la ayudó a que la crisis que se vino en marzo de este año tras la declaración de la emergencia sanitaria la encontrara más fuerte. Eso le permitió, ante la imposibilidad de recibir personas en su local, lo que impactó fuertemente en su negocio, adoptar una actitud proactiva: se contactó con sus pacientes para buscar juntos la forma de seguir acompañándolos. Así, tras establecer un protocolo que cuidara la salud de ambos, empezó a asistir a domicilio. Además siguió adelante con su tarea solidaria que la llevó a convertir hace ya tiempo a Alba Natural Therapy en un nodo solidario en su barrio.

“Lo que busco es conectar soluciones”, explica con sencillez al enumerar la diversidad de acciones solidarias que realiza habitualmente -que incluyen la donación de juguetes, abrigos y leche en polvo-, y a las que en el actual contexto de emergencia sanitaria se sumó la donación de viandas preparadas por ella misma para personas que se encuentran en situación de calle.

Elena recorre diariamente las calles del Centro para ofrecer alimento a aquellos que lo necesiten. 

“No son muchas viandas las que puedo hacer porque las hago mientras estoy acá y estoy trabajando, pero me organizo de forma tal de que pueda ser un alimento que llegue correctamente, como si yo lo pusiera en mi mesa”.

Alba Natural Therapy se convirtió así en una suerte de centro de articulación de ayuda comunitaria del barrio. Junto a sus clientas van detectando necesidades y encontrando la respuesta adecuada a cada caso. “Conectamos soluciones” aseguró, “a veces una cliente me cuenta que se enteró que tal persona necesita algo y otra me dice que me puede ayudar en eso y entre todas vamos dando una mano” contó.

En ese camino Elena valoró especialmente algo que su paso Emprendemos Juntas le dejó: el tender redes entre emprendedoras que se ayudan entre sí para crecer a la par. “El programa está haciendo una trayectoria maravillosa de apoyar el emprendedurismo de mujeres y el desarrollo de conexiones, de que hagamos redes entre nosotras, y eso es muy importante”, sintetizó.