Con una nueva edición de Emprendemos Juntas se reeditaron también los afters: un espacio distendido, lejos del aula, donde las mujeres se conectan desde otro lugar, amplían sus redes de contactos y potencian sus emprendimientos.

El interior de un bar céntrico de Montevideo prometía calidez y risas para compensar el frío de la noche invernal. El primer after de la tercera edición del programa Emprendemos Juntas reunió a varias decenas de mujeres en el Glasgow Bar, que poco a poco fueron dejando atrás la timidez para abrirse y disfrutar. En poco menos de media hora, el susurro inicial de estas entusiastas emprendedoras mutó en risas, bullicio y felicidad.

Emprendemos Juntas ofrece espacios de capacitación y mentorías tanto grupales como individuales a cargo de especialistas que colaboran en el diseño de estrategias que les permitan a cada una de ellas potenciar sus negocios.

Desde la primera edición del programa en 2017, el equipo de Endeavor detectó que además de la capacitación era necesario generar un espacio de encuentro informal entre las mujeres. Las participantes reconocían la importancia de poder desarrollar aún más las redes de apoyo y contención generadas en los talleres. Así fue que al año siguiente, en la segunda edición del programa, se propuso dejar de lado por un momento el espacio académico y encontrarse en un after.  “Generamos este espacio como un lugar más distendido, fuera del horario tradicional laboral, para justamente generar ese encuentro, que se conozcan, que compartan contactos, que generen alianzas, y la verdad que ha sido un éxito hasta ahora”, explicó a Journey Sofía Scarone, Líder del Proyecto.

En 2018 la propuesta convocó a 300 emprendedoras. Entre ellas estaba Vanessa Canavesi, quien disfrutó tanto de esas instancias que decidió volver a participar de los after este año. “Si bien ahora no estoy participando en las mentorías, extrañaba un poco esa energía que hay en estos encuentros y además los contactos que te permite seguir haciendo, las redes que podes seguir formando, eso me parece que hay que mantenerlo siempre”, aseguró.

De estos encuentros surgieron varios ejemplos de networking. Uno de ellos es el caso de Sabrina Andrade y María Jesús Fernández, que soñaban en solitario con crear una feria para visibilizar emprendimientos. Cuando se conocieron en el programa pulieron esa idea y generaron sinergia para desarrollar lo que hoy se denomina “Feria Viva”, que ya lleva cinco ediciones.

“Las mujeres quedan felices con los after, porque es algo nuevo, innovador, y es realmente un espacio súper distendido, que de repente con una pizza y una Coca-Cola en la mano, se cuentan cosas, fracasos, experiencias de éxito. Y así van aprendiendo y generando un montón de alianzas entre ellas y contactos y está buenísimo”, concluyó Sofía.

Emprendemos Juntas, impulsada por la Fundación Coca-Cola en alianza con Endeavor Uruguay, Kolping y el Centro de Promoción por la Dignidad Humana (Ceprodih), es la expresión local de la iniciativa 5by20 que la Compañía desarrolla a nivel global con el compromiso de empoderar económicamente a cinco millones de mujeres para el año 2020. 

Si querés saber más acerca de Emprendemos Juntas podés visitar esta sección.