Voluntariado en comunidades vulnerables; iniciativas para el consumo responsable de agua y el ahorro energético; promoción de una vida saludable para los empleados; apoyo a instituciones educativas, o mejoras de las condiciones laborales para las madres trabajadoras. Las empresas uruguayas están implementando cada vez más acciones alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

“Se realizan cada vez más actividades y acciones. La agenda global referida a los Objetivos de Desarrollo Sostenible no sólo los pasa en limpio sino que traza una hoja de ruta para que todos actúen en consecuencia”, aseguró a Journey Mariella de Aurrecoechea, socia de Deloitte y autora del estudio titulado “Reporte de sostenibilidad: ¿qué están comunicando las empresas en Uruguay?”.

“Por ejemplo, hoy las salas de lactancia no sólo se ven en empresas grandes. Las empresas de mediano tamaño están incorporando ese beneficio para trabajadoras que están amamantando. Si miras cinco o seis años atrás, eso no se veía”, explicó Mariella, y aclaró que “antes las empresas no veían que era beneficioso, y ahora se dan cuenta de que es importante tanto para la empresa como para el trabajador”.

Los ODS definen las prioridades para lograr un desarrollo sustentable a nivel global para el año 2030, y buscan movilizar a los gobiernos, empresas y sociedad civil para poner fin a la pobreza y garantizar una vida digna. Ratificados en 2015, los ODS abordan 17 objetivos, que incluyen desde el cuidado del ecosistema y la promoción de sociedades justas e inclusivas, hasta la promoción de un consumo sustentable.

Según el estudio realizado por la firma de servicios profesionales Deloitte, las acciones vinculadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que más reportan las empresas uruguayas están relacionadas con la creación de condiciones decentes de trabajo y crecimiento económico, como la incoporación de jóvenes a sus plantillas, la capacitación de personal y las prácticas internas vinculadas al clima de trabajo.

Las compañías también impulsaron iniciativas para lograr una educación de calidad, que incluyen desde prácticas formativas en sus propias empresas, hasta apoyo a instituciones educativas de la comunidad en general.

Los ODS presentes en el trabajo de cada día.

Los ODS apenas marcan el camino. Luego es el sector privado, en conjunto con el público y la sociedad civil,  los que deben encontrar la mejor forma para poder avanzar por esa senda. “Los ODS son una propuesta para el Estado y el sector privado, para que trabajen juntos de modo de alcanzar esas metas” explicó a Journey Verónica Gené, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Montevideo Refrescos, embotellador de Coca-Cola en Uruguay.

En ese sentido destacó que desde la Compañía “trabajamos comprometidos basando nuestra plataforma de sustentabilidad en los ODS. La sustentabilidad está en el corazón de nuestro negocio. Para ello trabajamos en conjunto con el sector público y organizaciones de la sociedad civil en iniciativas de Bienestar, Medio Ambiente y Comunidad buscando generar un impacto positivo en nuestra comunidad”.

En Uruguay se aplican las versiones locales de los programas que la Compañía desarrolla a nivel global. Así por ejemplo “Emprendemos Juntas”, en asociación con Endeavor Uruguay, forma parte de la iniciativa global 5by20 que apunta a empoderar económicamente a 5 millones de mujeres para el año 2020.

También a nivel global la Compañía anunció a comienzos de este año su plan “Un mundo sin residuos”, la iniciativa que apunta a recolectar y reciclar una botella o lata por cada una que Coca-Cola vende en el mercado. “La implementación de este plan no será igual en los más de 200 países donde Coca-Cola opera porque la coyuntura es diferente en cada mercado” explicó Verónica pero resaltó que en esa línea Uruguay ya cuenta con una buena base sobre la cual avanzar por ese camino. “Desde hace más de 10 años en Uruguay somos parte del Plan de Gestión de Envases de la Cámara de Industrias del Uruguay que, en conjunto con la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y las intendencias en las que se implementa este plan, se realiza la recuperación, clasificación y posterior reciclaje de los envases”.

En tanto en línea con los programas globales de la Compañía enfocados en la conservación y mejora en el acceso al agua en el departamento de Rivera se lleva adelante un ambicioso programa en ese sentido en el Valle del Lunarejo. Todo ello mientras se realiza un importante aporte a la calidad y nivel de empleo generando un robusto aporte a la economía del país.

Primeros pasos que ilusionan.

Deloitte relevó 600 empresas uruguayas y encontró que sólo 34 -en su mayoría del sector financiero- habían publicado reportes de sustentabilidad en 2015-2016. De ellas, sólo un 12% mencionó explícitamente los ODS.

Mariella afirmó que las nuevas generaciones, más comprometidas, obligan a las empresas a adaptarse. 

“Nosotros somos promotores absolutos de los reportes, pero también reconocemos que es una forma de ‘desnudarte’; de decir todo lo que hacés, con las ventajas y desventajas que eso puede tener. Porque cuando decís lo que hacés, también decís lo que no hacés, y eso es una información que puede ser riesgosa”, explicó la especialista de Deloitte.

Mariella admitió que aún es bajo el número de empresas que reportan y comunican sus acciones vinculadas a los ODS, pero confía en que la situación mejorará en un futuro cercano. “Sería razonable esperar que las empresas incorporen información sobre los ODS en sus próximos reportes”, dijo Mariella.

“Seguramente hay mucho camino para recorrer, pero uno encuentra acciones y hay muchas organizaciones que están trabajando en pos de la concientización”, explicó Mariella a Journey, y agregó: “Por suerte, estamos muy en contacto con el mundo. Por suerte, la generación de jóvenes es más comprometida, más exigente y eso en definitiva hace que las empresas tengan que adaptarse”.