Coca-Cola Uruguay puso en marcha el programa “Estemos Abiertos”, que acompaña la reactivación de 300 pequeños almacenes y 100 emprendedores que fueron afectados por la pandemia y buscan salir adelante.

"Tener un cartel luminoso sobre la ruta era nuestro gran deseo", cuenta Yanella Di Candia mientras mira emocionada la instalación frente a su local gastronómico. Yanella y su esposo Wilmar Ciliuti abrieron la chivitería “El Dátil” en Colonia Valdense a principios de 2019. Y apenas un año más tarde la pandemia los enfrentó a desafíos impensados.

La chivitería del pueblo, como la describen los clientes de la zona, vio caer su facturación en un 60% durante el segundo trimestre del año, por lo que la pareja tuvo que apelar a sus ahorros para pagar los gastos de mantenimiento. Fue allí cuando el programa Estemos Abiertos, impulsado por Coca-Cola Uruguay, les ofreció el espaldarazo que estaban necesitando. "Recibir apoyo económico en este momento fue crucial", cuenta a Journey la dueña y encargada de la administración del local.

Impulsado por Coca-Cola Uruguay, Estemos Abiertos llega al interior del país de la mano de Kolping y apoya a 50 emprendimientos de distintas zonas del Uruguay. Además, la iniciativa desarrollada en conjunto con Endeavor Uruguay, apoya en Montevideo a 300 pequeños almacenes de la mano de Cambadu, y a 50 emprendimientos de sectores vulnerables a través de Ceprodih.

"En esta zona hay muchas palmeras altas y, aunque estemos sobre la ruta, tenemos que llamar la atención de alguna manera", señala Yanella para explicar la razón por la cual decidieron invertir el fondo no reembolsable que les otorgó Estemos Abiertos en un cartel luminoso.

Una familia unida por la chivitería

Yanella y Wilmar dieron sus primeros pasos en el mundo gastronómico con un carrito de comidas que instalaron a metros de donde hoy tienen su propio local. "Nuestro público sigue siendo el mismo que antes, pero ahora tienen un lugar más cómodo para comer", cuenta Yanella, y agrega que los asiduos clientes de “El Dátil” suelen ser “trabajadores de la zona que buscan precio y calidad”. Así lo pudimos comprobar en Journey durante la entrevista en el local: dos proveedores que traían mercadería aprovecharon para hacer su descanso y almorzar una pasta casera recién elaborada por Wilmar.

"Nuestro diferencial es que todas las preparaciones son caseras: el pan, las papas fritas, las hamburguesas, los postres, todo es hecho por Wilmar", cuenta orgullosa la esposa del cocinero de “El Dátil”. Esa forma de complementarse va y viene del negocio a la casa, donde la pareja también se complementa a la perfección. Y cuentan con el apoyo de su hija Analía, que mientras termina sus estudios de cocina trabaja en la empresa familiar.

Chivitería El Datil
El cartel alto y luminoso que instalaron en la puerta de “El Dátil” permite que la chivitería sea vista desde lejos por los visitantes a Colonia Valdense 

De lunes a sábados, la familia Ciliuti-Di Candia viaja desde la ciudad de Rosario -donde tienen su casa- hasta Valdense para dejar a su hija menor en la escuela y comenzar el agitado día entre proveedores, clientes y capacitaciones online. Y es que Yanella no se pierde ninguna instancia de formación virtual, ni siquiera mientras la visitamos: pidió disculpas y se conectó en un taller sobre marketing online del programa Estemos Abiertos. "Estoy muy agradecida, siempre estoy aprendiendo cosas nuevas del negocio, y que todo sea online me salva, no hubiera podido de otra manera", cuenta.

Yanella sabe de la necesidad de formarse y reinventarse. Por eso, también participó de las ediciones en Colonia de Emprendemos Juntas, la iniciativa de Coca-Cola Uruguay para empoderar económicamente a las mujeres del país. Mirando el camino recorrido, Yanella destaca la fuerza que le han ido contagiando los mentores y cómo la han alentado a no bajar los brazos: "Realmente te hacen sentir muy apoyada y acompañada, incluso de forma virtual en los momentos más difíciles".

Todas las herramientas adquiridas por Yanella en Emprendemos Juntas y Estemos Abiertos le sirvieron para hacer frente a los desafíos que trajo la pandemia y seguir adelante con el negocio familiar. "Este emprendimiento es un estilo de vida, es sacar la familia adelante", concluye emocionada Yanella.

Si querés saber más sobre Estemos Abiertos podés visitar esta sección.