Asumirse como emprendedora fue uno de los desafíos de Karen, que en 2019 se sumó a Emprendemos Juntas, la iniciativa de Coca-Cola de Uruguay que apuesta por el empoderamiento económico de las mujeres del país. El programa, que transita su tercer año consecutivo, se enmarca en 5by20, el programa global de la Compañía que busca llegar a 5 millones de mujeres en todo el planeta para el año 2020.

A Karen López la anécdota de sus inicios como emprendedora no le genera vergüenza, sino una risa contagiosa. Mientras realizaba un curso de repostería en la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), en la ciudad de Rivera, le dio a probar a una amiga una porción de torta que habían preparado en clase. Enseguida recibió su primer pedido: una torta igual para el cumpleaños de su amiga.

Sin embargo las cosas no salieron como esperaba. A falta del licor que imponía la receta Karen utilizó caña. “Pasé ‘la’ vergüenza, cuando cortaron la torta… ardía la boca de todos los invitados” recordó entre risas. Hoy, con la perspectiva que otorga el tiempo recuerda aquella anécdota y sabe que forma parte del camino que había que recorrer para que su emprendimiento de repostería, “Sabrosuras”, se convirtiera en lo que es hoy: su propio negocio.

Desde pequeña Karen acompañó en la cocina a su madre quien, a pesar de trabajar con un horno que calentaba desparejo, cocinaba “los mejores risoles” (una saladito brasileño) de la ciudad de Rivera. Esos sabores, aromas y recetas fueron la herencia que le dejó su madre luego de su temprana muerte. Con apenas 17 años y una hermana menor a cargo, Karen hizo de la cocina su sustento y comenzó a preparar empanadas y tortas que ofrecía en la calle.

“Vender fue fácil porque como en el barrio ya sabían de nuestra situación, nos ayudaban y nos compraban. Cuando probaban los productos, les gustaba y me recomendaban y así de a poquito fui empezando. Me pasaba todo el día en la calle porque paraba casa por casa y hasta no vender todo lo que tenía no volvía”, contó Karen a Journey.

Karen tiene clientes en Rivera, Tranqueras, Tacuarembó y Montevideo.

Los años pasaron y, a fuerza de capacitación, Karen fue convirtiendo su oficio en profesión. El boca a boca entre los vecinos hizo el resto: su negocio no paraba de crecer. Con la ayuda de una amiga accedió a una cocina más grande y pasó de ofrecer sus productos puerta a puerta a recibir encargos por anticipado. Hoy Karen tiene clientes en Rivera, Tranqueras, Tacuarembó y Montevideo, a quienes les vende postres, tortas y servicios de lunch con saladitos pare eventos.

A pesar de la dimensión de su negocio, Karen se descubrió como una auténtica emprendedora recién cuando participó en 2019 de Emprendemos Juntas. El programa de Coca-Cola, Endeavor Uruguay, Kolping y Ceprodih llegó ese año por primera vez a Rivera, donde fue recibido con entusiasmo por más de 70 mujeres con ganas de potenciar sus negocios. Y el de Karen comenzó a crecer desde el mismo instante en que se inscribió: su empresa fue contratada por los organizadores para aportar el lunch ofrecido durante los breaks de los seminarios, talleres y mentorías grupales que se impartieron en Rivera.

Desde los 17 años, cuando se quedó sola con su hermana menor, Karen hizo de la cocina su sustento. 

“Hoy sé que soy emprendedora. Por el curso. Nunca imaginé que lo era, pensé que eso era solo para empresas grandes con empleados, pero yo soy emprendedora porque elaboro, vendo, me encargan, compro y marco los precios”, aseguró Karen, quien además destacó el valor de los conocimientos adquiridos durante el programa para gestionar mejor las finanzas de “Sabrosuras”.

Además de las herramientas a las que accedió, Karen se llevó del curso el contacto con un grupo de mujeres que, a pesar de la diversidad de sus negocios, tienen más puntos en común de lo que creían. Allí descubrieron que todas atravesaban dificultades similares a la hora de llevar adelante sus emprendimientos, pero por sobre todo encontraron compañerismo y una importante red de apoyo.

Junto a otras 70 mujeres Karen participó de Emprendemos Juntas en Rivera.

Las capacitaciones del programa Emprendemos Juntas en Uruguay alcanzaron desde 2017 a más de 2.600 emprendedoras, en el marco de la iniciativa global 5by20, con la que la Compañía Coca-Cola se propone capacitar a cinco millones de mujeres para 2020. La iniciativa se centra en eliminar los obstáculos más frecuentes a los que se enfrentan las mujeres, mediante el acceso a cursos de formación en negocios, servicios financieros y conexiones con mentores.

Si querés saber más sobre Emprendemos Juntas podés visitar esta sección.