La búsqueda en Google de recetas de “pan casero” fue en abril de 2020 seis veces superior que en abril de 2019, una evidencia de que al pasar más tiempo en el hogar los uruguayos pusieron –literalmente- las manos en la masa.

Mariana López Brito, conocida como “Marian la que cocina”, lleva adelante desde 2015 un blog gastronómico muy popular, y puede dar cuenta de ese “boom de cocinar en casa” en base a su propia experiencia: durante abril y mayo de 2020, su cuenta de Instagram creció un 30% y llegó a los 62.000 seguidores. “Fue como una explosión de gente cocinando; en dos meses comenzaron a seguirme 15.000 personas nuevas”, cuenta a Journey la cocinera y pastelera profesional, que también da clases de cocina y genera contenidos para sus redes sociales: recetas infalibles.

“Era necesario comer rico y en familia en un contexto en el que nos sentíamos raros y hasta con algo de miedo”, reflexiona Marian. Y es que la cocina se transformó en un espacio recuperado dentro del hogar. Así lo refleja el estudio Consumer Mood, una investigación desarrollada por Coca-Cola entre la segunda quincena de marzo de 2020 y la primera quincena de agosto de 2020 para entender los cambios que trajo la pandemia entre los uruguayos y las rutinas que llegaron para quedarse.

Según el estudio, un 46% de los encuestados afirma que ahora prepara más comidas especiales que antes del inicio de la pandemia, mientras que un 33% asegura que hoy por hoy elige cocinar algo rico como forma de darse un gusto en el hogar.

Al tener más tiempo en casa, los uruguayos comenzaron a preparar más comidas caseras, a reversionar recetas tradicionales y a compartir más tiempo en familia. “Volvimos a comer juntos, a charlar, a contarle a nuestros hijos recuerdos del pasado y a escucharnos más; en definitiva, a revalorizar lo simple de la vida”, explica Marian, y se anima a predecir que algunas nuevas costumbres se mantendrán una vez pasada la etapa de cuidados por la pandemia: “Surgieron nuevos rituales. Los viernes de pizza y la picadita con los niños, por ejemplo, se instalaron en casa para quedarse”.



Acerca de las nuevas tradiciones, el 89% de los consultados en la investigación aspira a mantener el hábito de preparar comidas especiales en casa y compartirlas en familia, una intención que Marian celebra: “La cocina para mí es lo más lindo que le puedo dar a mi familia”.

En sintonía con la revalorización de la comida casera y el deseo de pasar tiempo en familia, Coca-Cola presentó “Juntos se siente mejor”, su primera campaña global de marketing desde el inicio de la crisis sanitaria. A través del comercial “La Gran Comida”, su pieza de lanzamiento, la Compañía transmite un mensaje esperanzador y una visión optimista sobre la experiencia de compartir con los seres queridos la nueva vida diaria en casa y la mesa.

Los consejos de Marian para cocinar en casa

Recetas simples de platos conocidos, pero con variantes que los vuelven originales. Esa es la premisa del blog de Marian y de su cuenta de Instagram. Cada receta tiene un paso a paso detallado y trucos para hacer especiales las comidas tradicionales que preparamos en casa.



“Si vamos a hacer milanesas, podemos dejarlas remojando en leche toda la noche con ajo, sal, pimienta, mostaza, perejil, vinagre, orégano y queso rallado; les prometo que esto hace toda la diferencia”, asegura Marian, quien además tiene en sus historias de Instagram un destacado de “piques cuarentena”, donde recomienda proveedores que entregan a domicilio.

Además de las clásicas milanesas, otro plato recomendado por la cocinera son los guisos o cazuelas, porque “son reconfortantes, accesibles y fáciles de reversionar con lo que tengamos en casa”.

Como aliado infalible, Marian postula a las “pastas salvadoras”: “No tienen que ser pastas caseras, pueden ser pastas secas, pero innovamos sumando hierbas frescas a una clásica salsa de tomate, o ponemos en una asadera muchos vegetales y los cocinamos al horno con aceite de oliva, sal y pimienta. Me gusta volver a los sabores de antes usando ingredientes frescos y sumando cariño al plato”.