Líderes sociales, empresariales y de opinión tuvieron la posibilidad de concoer de manera directa el impacto social positivo que significó el trabajo que desarrollaron en el último año Coca-Cola y Endeavor Uruguay por medio del programa Emprendemos Juntas. A casi un año del lanzamiento de la iniciativa inscripta en el marco de la estrategia global de Coca-Cola 5by20 que apuesta a empoderar a 5 millones de mujeres para el año 2020, en Uruguay el balance es más que positivo y se lograron superas hasta las expectativas más ambiciosas.

Por medio de Emprendemos Juntas, Endeavor y Coca-Cola se plantearon el desafío de llegar  a 500 emprendedoras uruguayas. Sin embargo, tras un año de trabajo y cuando todavía restan algunas semanas por delante, el programa ya alcanzó a 630 mujeres. Superada la meta planteada inicialmente, la iniciativa sigue adelante de modo de profundizar aún más su impacto social positivo.

Un impacto positivo de peso

Más de la mitad de los negocios de las emprendedoras que formaron parte del programa a través de las sesiones de mentorías, mejoraron su nivel de facturación en al menos un 10% en promedio, explicó Joaquín Morixe, Director Ejecutivo de Endeavor. “Esto generó un fuerte impacto en sus negocios” aseguró Joaquín.

Joaquín Morixe presentó las alentadoras estadísticas que arrojó Emprendemos Juntas.

De las 630 mujeres que formaron parte de Emprendemos Juntas, 140 accedieron a mentorías grupales e individuales. “Otro dato clave es que siete de cada diez de estas 140 mujeres aseguran tener ahora mayores conocimientos de marketing y también siete de cada diez manifestaron manejar mejor todo lo vinculado al tema finanzas”, explicó Joaquín, quien resaltó además que el 100% de las emprendedoras aseguran que, luego de las mentorías, son más conscientes de sus fortalezas y debilidades y ahora pueden trabajar para potenciar las primeras y corregir las segundas.

Una apuesta por reducir la desigualdad de género

“Lo que queremos es que las emprendedoras puedan desarrollar habilidades de gestión y llevarse herramientas concretas para mejorar la administración de sus negocios” aseguró Joaquín a Journey.

Destacó además que buscar maneras de profundizar el empoderamiento femenino es la mejor forma para achicar la desigualdad de género que afecta a las mujeres en todo el mundo. En Uruguay, por ejemplo, según explicó el referente de Endeavor, “los hombres emprenden en mayor número que las mujeres y esto se debe a que ellas deben superar muchas más barreras sólo por el hecho de ser mujeres”.

Verónica Gené, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Montevideo Refrescos, destacó el trabajo realizado junto a Endeavor.

“Queremos empoderar a esas mujeres para que se animen a atacar esas barreras, que busquen la forma de sortearlas y que consideren que emprender en Uruguay puede llegar a ser un medio de vida para ellas” dijo.

Por su parte, Verónica Gené, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Montevideo Refrescos, embotellador de Coca-Cola en Uruguay, aseguró a Journey que “el haber logrado  alianzas dentro del programa, con organizaciones como Ceprodih, que trabaja con mujeres en contextos realmente complejos y críticos, y ayudarlas a desarrollar emprendimientos que son su medio de vida, es una satisfacción muy grande, una experiencia muy enriquecedora”.

De primera mano

Las alentadoras estadísticas que arrojó este primer año de trabajo no alcanzan, sin embargo, para reflejar la magnitud del impacto social positivo de Emprendemos Juntas. Más que los números valen las palabras. Por eso los asistentes al almuerzo organizado por Coca-Cola y Endeavor siguieron con especial atención las historias de dos de las mujeres que participaron del programa y que contaron, de primera mano, sus experiencias.

Leticia Mato apostó a Emprendemos Juntas para mejorar su capacidad de liderazgo.

Una de ellas fue Andrea Álvarez, quien levanta todas las mañanas las persianas de su panadería en el barrio montevideano de Bella Vista. Desmotivada por las constantes barreras que se le presentaban e impedían que pudiera hacer crecer su negocio, Andrea se inscribió para participar de Emprendemos Juntas.

“Fui a las charlas y la verdad es que salí súper motivada, con historias de otras mujeres que emprendieron como yo. Realmente salí de ahí con ganas y herramientas para hacer algo y mejorar” contó a Journey.

Andrea accedió primero a una mentoría grupal y luego a una individual que le permitió “ganar muchísima experiencia” de mano de su mentor, y saber además con mayor exactitud dónde estaba parada y qué temas debía encarar con mayor seriedad para sacar su negocio adelante.

Como Andrea, Leticia Mato también compartió su experiencia en el programa. Dueña de una compañía de circo que se dedica a la formación de acróbatas a nivel profesional y a la realización de shows, Leticia se enfocó en mejorar sus cualidades de liderazgo.

“Postulé el año pasado, me enteré del programa a través de las redes y estuve seis meses participando de una mentoría individual. Fueron encuentros muy fructíferos” admitió a Journey.

Andrea Álvarez aseguró aprendió mucho con el ida y vuelta con su mentor.

Los resultados más que alentadores que dejó Emprendemos Juntas envalentonó a Endeavor y Coca-Cola que ya trabajan en la preparación de una segunda edición del programa para que más mujeres puedan beneficiarse de una iniciativa que, según dijo Verónica “las ayudó a desarrollarse y crecer”.

Si querés saber más sobre el trabajo de Coca-Cola y Endeavor en Emprendemos Juntas podés leer esta nota.