Emprendemos Juntas se despidió con un emotivo evento en el que se repasaron los resultados obtenidos y del que participó Natalia Oreiro, quien aportó su experiencia como trabajadora de una industria con grandes disparidades de género pero también como una emprendedora más con su propio negocio.

"Hoy celebramos 5.000 historias de éxito, 5.000 mujeres emprendedoras que han sido protagonistas de su propio destino", afirmó Silvina Bianco, Gerente Sr. de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola y marcó así el espíritu que dominó al evento de cierre del programa Emprendemos Juntas.El fin de esta etapa fue también una celebración por los logros alcanzados a lo largo de los cuatro años.

Desde su primera edición en 2017, más de 5.000 mujeres pasaron por Emprendemos Juntas, el programa de Coca-Cola Uruguay que se planteó el desafío de acompañar el desarrollo femenino en un mundo todavía signado por la desigualdad de género. La iniciativa fue la expresión local de 5by20, el compromiso global que asumió Compañía para impactar positivamente en cinco millones de mujeres alrededor de todo el planeta.

En alianza con Endeavor Uruguay, y de la mano del Centro de la Promoción por la Dignidad Humana (Ceprodih) y el Instituto Kolping, la iniciativa llegó a los 19 departamentos del país y les permitió a las emprendedoras, no sólo conocer herramientas clave para la gestión y desarrollo de sus negocios sino también tender redes de apoyo y contención entre ellas. “Es esta extensa red que se formó la que dará continuidad al programa. Se logró crear una red de confianza con un gran valor donde las emprendedoras generaron sus círculos de contactos para interactuar y compartir” contó Joaquín Morixe, Director Ejecutivo de Endeavor.

"Pusimos a la emprendedora como eje, entendimos su realidad y acompañamos su desarrollo", afirmó Joaquín para quien "cada mensaje de agradecimiento que recibimos se convirtió en un combustible emocional que no se consigue en ninguna parte".

Joaquín Morixe, Director Ejecutivo de Endeavor Uruguay. 

Y esos mensajes seguían llegando a través de los comentarios en vivo durante el evento: "Feliz y agradecida de haberlos encontrado en el momento que más necesitaba, gracias a ustedes supe cómo manejarme y, si bien me falta, hoy puedo decir que vivo de mi emprendimiento", escribió Noelia Alonso de Montevideo. Paola Pérez agradeció el espacio destinado a contener y entretener a los hijos de las emprendedoras durante las capacitaciones: "Recuerdo la primera charla que fui y pude ir con mi hija, de otra forma no hubiera podido asistir… entendieron todo a la hora de pensar en nosotras".

Con inspiración, capacitación y mentoreo, el programa les permitió a muchas de estas emprendedoras cambiar su realidad y potenciar sus negocios. A lo largo de los últimos cuatro años se realizaron más de 750 actividades presenciales y virtuales, se dictaron más de 84.000 horas de capacitaciones y participaron más de 85 mentores para orientar a 5.000 mujeres entre 18 y 70 años de distintos contextos socioeconómicos.

Además de los talleres y mentorías enfocados en herramientas concretas para mejorar sus negocios, Emprendemos Juntas logró aumentar la autoconfianza en el 90% de las mujeres que pasaron por el programa, lo que les generó más seguridad para liderar sus emprendimientos: "¡Gracias a todos, nos han generado tanta confianza y aprendizaje para que las mujeres podamos emprender nuestros sueños!", comentaba Gabriela Greco en el chat virtual, otra de las emprendedoras del programa que participó con su proyecto de complementos, Cles.

Isabelle Chaquiriand, Directora de Atma, realizó un pormenorizado sobre la situación de la mujer y el trabajo en Uruguay. 

La fuerza transformadora de las mujeres

"La base está porque las mujeres tienen más formación que los hombres", apuntó Isabelle Chaquiriand, Directora de Atma, quien trazó un panorama de los desafíos que enfrentan hoy las mujeres en el mercado laboral uruguayo y consideró que en un país donde las mujeres emprenden la mitad que los hombres, programas como Emprendemos Juntas son muy necesarios para fortalecer y recuperar la economía uruguaya: "Si tenemos que sacar el país adelante, hay que usar todo su músculo, que es la capacidad de trabajo y de emprender que tiene una población, y sub-utilizar la mitad de esa fuerza de trabajo, que son las mujeres, es muy improductivo".

Natalia Oreiro compartió anécdotas y desafíos que tuvo que enfrentar tanto en su vida profesional como actriz pero también en su faceta como emprendedora. 

Como invitada de lujo participó la actriz y emprendedora Natalia Oreiro: "Creo en el poder femenino; podemos generar milagros", aseguró. Natalia admitió que “sería ingenuo creer que todas las personas tienen las mismas oportunidades, porque claramente el lugar en el que nacemos y el entorno condicionan mucho. Pero eso no significa que no se pueda crecer, salir adelante y cumplir sueños. Lo más importante es tener un objetivo, trabajar duro, saber que van a existir muchas piedras en el camino, pero intentar no traicionarse a uno mismo y no rendirse”.

El cierre estuvo a cargo de Papina de Palma, quien eligió toda la potencia de su tema “En manada” para musicalizar la despedida de un programa que llega a su fin en lo formal, pero que en realidad es el puntapié inicial en las historias de estas mujeres y de muchas: su efecto multiplicador está ahora en cada una de ellas, que serán el ejemplo a seguir de otras miles.

El cierre del evento estuvo a cargo de Papina de Palma.

Si querés saber más sobre Emprendemos Juntas podés visitar esta sección.