“Si hay algo que aprendimos es que si bien la pandemia nos ha distanciado físicamente, estamos más juntos que nunca”, aseguró Silvina Bianco, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola en el marco del webinar de presentación de Estemos Abiertos, el programa que lanzó Coca-Cola Uruguay para apoyar a los pequeños comercios de barrio.

Y precisamente fue esa idea rectora del programa, esa férrea decisión de acompañar a quienes más lo necesitaban en tiempos de incertidumbre, los que le valieron a la iniciativa un reconocimiento especial por ser uno de los proyectos más destacados a la hora de hacerle frente a las consecuencias económicas y sociales que trajo aparejadas la pandemia de coronavirus Covid-19.

Solidaridad y compromiso. Esos dos pilares han sido claves para hacerle frente a la coyuntura, y así lo entendió Coca-Cola Uruguay desde el primer día cuando, lejos de sumirse en la incertidumbre, pasó a la acción y presentó Estemos Abiertos, la iniciativa para dar impulso a 300 pequeños almacenes de Montevideo y a 100 emprendimientos del interior, que fueron duramente golpeados por la pandemia.

El impacto positivo de la iniciativa fue tan inmediato como contundente, por eso no pasó desapercibido para la organización empresarial DERES, que anualmente premia las buenas prácticas empresariales. En este 2020, DERES se unió al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para distinguir a aquellos programas que supieron reaccionar positivamente frente a la pandemia, entre ellos Estemos Abiertos. 

Granja Muu

En el marco de la novena edición de los Reconocimientos a las Mejores Prácticas empresariales que contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU, más de 300 líderes empresariales y actores del sector público participaron  de la entrega de premios, en la que también se debatió sobre los próximos desafíos del desarrollo sostenible en nuestro país bajo la premisa “¿Hacia dónde vamos?”.

"Este año, con el contexto de la pandemia, observamos las reacciones de las empresas ante la crisis sanitaria, la colaboración, la solidaridad y la reestructura en algunos casos del modelo de negocio y entendimos que eran acciones dignas de ser reconocidas", explicó a Journey María Croci, Directora Ejecutiva de DERES. 

En total se entregaron 45 distinciones especiales bajo el título “Reacción en tiempos de pandemia”. "Valoramos fundamentalmente el valor positivo de estas acciones y su capacidad para contagiar buenas prácticas y energía positiva", explicó María, quien describió además al programa de Coca-Cola Uruguay como una iniciativa que reaccionó rápidamente a una problemática puntual de su cadena de valor y que supo establecer indicadores de desempeño para medir los resultados obtenidos.



Estar cerca

Estemos Abiertos tendió una mano a los pequeños comerciantes y allanó el camino hacia la reactivación económica de quienes representan el 75% de los 27.000 clientes de Coca-Cola Uruguay. El programa de ayuda alcanzó a 300 pequeños almacenes de barrio e incluyó a 100 emprendedores del interior del país o de contextos vulnerables fuertemente golpeados por la pandemia. 

La iniciativa se llevó adelante junto a Endeavor Uruguay y el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), a quienes se sumó el Instituto Kolping y el Centro de Promoción por la Dignidad Humana (Ceprodih). Esta alianza demostró una vez más que el trabajo en equipo es más que la suma de las partes y los resultados se potencian cuando hay sinergia. 

Los almaceneros seleccionados para participar del programa recibieron kits sanitarios con insumos de limpieza y elementos protectores: una mampara de mostrador, máscaras de protección facial, dispensador de alcohol en gel, cartelería con las normas de seguridad por el Covid-19, además de un vale para renovar la cartelería del local y su fachada. Por otra parte, se impulsó la implementación del delivery, un servicio de entrega que muchos negocios no habían incorporado aún pero que se volvió imprescindible. Para ello, se les entregó una bicicleta de reparto con todos los elementos de seguridad vial.

Estemos abietos-almacenes


Y mientras estos elementos se instalaban en los locales, los comerciantes accedían a capacitaciones virtuales dictadas por expertos en temas como prevención y protocolos de bioseguridad, comercio electrónico, delivery, finanzas, administración y marketing.

A los 100 emprendimientos beneficiarios del programa se les entregó un fondo no reembolsable para invertir en proyectos de crecimiento que identificaron junto a sus organizaciones guías, Kolping y Ceprodih. 

Así, luego de un comienzo de año turbulento para muchos, la Compañía tendió su mano para cambiar incertidumbre por la certeza de que no caminamos solos y que juntos podemos hacerle frente a cualquier desafío.



Si querés saber más sobre Estemos Abiertos podés visitar esta sección.