Aunque la cita era a las 15.30 horas, los vecinos de Cuchilla de Guaviyú comenzaron a congregarse alrededor de la policlínica desde antes del mediodía. El 7 de setiembre estaba marcado desde hacía días en el calendario de esta comunidad: recibirían las llaves de la primera ambulancia del pueblo de la mano del presidente Luis Lacalle Pou. 

Ni los periodistas ni las comitivas oficiales suelen llegar hasta ese pueblo ubicado a 150 km de la ciudad de Salto. Por eso, ese día Cuchilla de Guaviyú se vistió de fiesta y los vecinos llegaron a la cita con sillas, mate, banderas y carteles, mientras miraban de lejos a la flamante ambulancia. 

Entre ellos y sentada en primera fila, Esther “Yula” Silveira, de 72 años, esperaba para celebrar "el mayor logro conseguido hasta ahora", como ella misma definió la llegada del vehículo. "Estoy muy contenta con mi pueblo y muy orgullosa de los vecinos y de la policlínica que ahora tiene ambulancia, (...) es un orgullo haberla conseguido", contó Yula emocionada. 

Yula es reconocida como la vecina más emblemática y solidaria de Cuchilla de Guaviyú. "Ella es quien te hace sentir como en tu casa aunque no seas de acá", contó a Journey Enrique Souza, vecino y Presidente de la Comisión de Apoyo de Cuchilla, que supo ser cobijado por Yula en momentos difíciles. 

Contar con este vehículo es un logro compartido y un ejemplo de articulación entre la comunidad con los sectores público y privado. La ambulancia fue donada a ASSE por Coca-Cola Uruguay y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Así se mejorará el acceso a la atención médica a los más de 500 habitantes que se atienden en esta policlínica.

Mientras el equipo de Journey elegía un rincón resguardado para charlar con Yula, ella nos aconsejaba sonriente que no buscásemos un lugar sin viento en Cuchilla porque no lo íbamos a encontrar: el soplido continuo del viento es la característica más notoria de esta localidad de paisaje descampado, conectada a la ruta nacional 4 por 40 km de camino de tierra. En ese contexto, contar con una ambulancia hace una diferencia enorme cuando el tiempo apremia en cuestiones de salud.

Distancias que se acortan

"Ya no nos vamos a sentir tan solos", aseguró Marianela Ricci, única enfermera de la policlínica y quien hasta ahora debía utilizar la camioneta de su pareja para hacer los traslados de pacientes hasta un centro hospitalario. Hace tres años que Marianela dejó su ciudad natal, Salto, y llegó a esta localidad para encargarse de la policlínica local. "La ambulancia también va a fortalecer los servicios que brindamos, ya no vamos a depender del pueblo Lavalleja o Valentín, que es a donde se acude cuando tenemos una emergencia", explicó.

Gabriela Medina también forma parte del equipo de la policlínica. La doctora llegó a Cuchilla de Guaviyú hace un año y medio, y al poco tiempo se convirtió en una referente para la comunidad. "La ambulancia es muy importante, hace mucho tiempo que la venimos pidiendo porque estamos lejos de la ciudad (...) hay muchos pacientes adultos mayores y han pasado varios episodios donde hay que actuar rápido. Nos ha pasado que precisamos la ambulancia y viene de Pueblo Lavalleja, que está a 60 km de acá, y se demoraba una hora desde que se la contactaba", contó Gabriela, que además dio cuenta de la zona de influencia de la policlínica: "Desde Talas de Arapey hasta la zona de Buena Madre, eso incluye también Cuchilla de Guaviyú, Pueblo Russo y Guaviyú Arapey. Es una población aproximada de 500 personas en total, de las cuales el 80% son adultos mayores".

Los pueblos de campaña son aún más vulnerables en tiempos de pandemia y es por eso que la donación del vehículo significa un gran avance para la zona. Esta y otras acciones que impulsa Coca-Cola Uruguay forman parte del esfuerzo colectivo para enfrentar la pandemia del Covid-19, y junto a PNUD llevan adelante diferentes líneas de apoyo a pequeñas comunidades. "Con Coca-Cola venimos trabajando desde hace más de 15 años a nivel global en muchas iniciativas y ahora en el marco de la pandemia, a proveer equipos e insumos médicos para varios países", explicó Stefan Liller, Representante del PNUD en Uruguay.

“Esta donación, que nos llena de orgullo y representa  la segunda instancia de las tres que concretaremos junto al PNUD, forma parte de una serie de acciones solidarias con las que desde Coca-Cola nos hemos comprometido e involucrado, en alianza con el sector público y organizaciones sociales, para acercar insumos médicos, productos y recursos destinados a apoyar a los trabajadores de la salud y a los sectores más vulnerables de la sociedad”, aseguró a su vez Silvina Bianco, directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola.

Apena unos minutos más tarde de lo previsto Luis Lacalle Pou entregó a Enrique Souza las llaves de la ambulancia. En nombre de todo el pueblo dijo emocionado: "Hoy es un día histórico para nosotros, por la comunidad que somos, por la cantidad de pobladores de la zona, y por la necesidad. La ambulancia era imprescindible, ahora podemos trasladar dignamente a un paciente".

Esta fue la segunda de las tres ambulancias que Coca-Cola tiene previsto donar junto al PNUD. La primera de ellas fue entregada a la policlínica del pequeño pueblo sanducero de Porvenir. Todas ellas están equipadas con cardio desfibrilador, electrocardiógrafo, saturómetro y respirador para traslados.