La llegada de una primera ambulancia a un pueblo de pocos habitantes, inmerso en lo profundo del paisaje rural uruguayo, es siempre un motivo de celebración. Pero más aún cuando ese acto se da en el contexto de una pandemia que tiene en vilo al mundo entero.

Los habitantes del Porvenir (Paysandú), Cuchilla de Guaviyú (Salto) y Colonia Palma (Artigas), tres localidades del litoral del país se vieron obligados históricamente a arreglárselas como pudieran ante una emergencia sanitaria que demandara el traslado hasta el hospital más cercano. Hoy, esa deuda quedó saldada: cada una de las policlínicas de esos pueblos cuenta con su propia ambulancia, equipada con cardio desfibrilador, electrocardiógrafos y respirador.

Coca-Cola Uruguay y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) donaron las ambulancias a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), que fue la encargada de disponer el destino final de cada una de ellas. 

El valor de este aporte quedó en evidencia no solo por el entusiasmo de los vecinos al ver satisfecha una necesidad largamente postergada, sino también por la decisión del presidente de la República, Luis Lacalle Pou, de oficializar la entrega de las unidades en persona. 

“Las ambulancias formaron parte de una serie de acciones solidarias con las que Coca-Cola Uruguay se comprometió e involucró, en alianza con el sector público y organizaciones sociales, para acercar insumos médicos, productos de primera necesidad y recursos destinados a apoyar a los trabajadores de la salud y a los sectores más vulnerables de la sociedad”, explicó Silvina Bianco, directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola.

Donación PNUD-Coca Cola
Lilian “Mary” Olivera recibió de manos del Presidente Luis Lacalle Pou las llaves de la ambulancia destinada al pueblo de Porvenir.

Y es que el esfuerzo colectivo y las acciones mancomunadas demostraron ser clave para sobrellevar la pandemia.

Coca-Cola Uruguay y el PNUD trabajan juntos en diferentes líneas de apoyo, entre las que se encuentran las donaciones de las ambulancias. “PNUD trabaja en 170 países para responder a la pandemia actual, y con Coca-Cola ya venimos trabajando a nivel global hace más de 15 años. En el marco de este trabajo es que apoyamos con la compra de ambulancias para su donación”, explicó a Journey Stefan Liller, Representante del PNUD en Uruguay. 

Un hito para los pueblos

Detrás de esta donación existe también un gran logro colectivo de los vecinos, que durante años trabajaron con perseverancia y tesón para conseguir los vehículos.

Mary, vecina de Porvenir -que recibió la primera de las donaciones en julio pasado-, fue a tal punto artífice de la llegada de la ansiada ambulancia, que fue ella misma quien recibió las llaves del vehículo de manos de Lacalle Pou.

La segunda ambulancia tuvo como destino el departamento de Salto, en Cuchilla de Guaviyú. Este pueblo de tan solo 150 habitantes tiene una policlínica que atiende a 500 pobladores de zonas vecinas, y que antes utilizaban vehículos particulares para los traslados de pacientes. 

Donación ambulancia-Cuchilla de Guaviyú
La doctora Gabriela Medina está al frente de la policlínica de Cuchilla de Guaviyú, el pequeño pueblo de Salto que recibió la segunda de las ambulancias donadas.

"Hoy la población de Colonia Palma y ASSE cuentan con una ambulancia para esta localidad", celebró Leonardo Cipriani, Presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) al recibir a mediados de diciembre las llaves de la tercera ambulancia entregada por Coca-Cola Uruguay y PNUD. Este pueblo artiguense, ubicado a 600 km de Montevideo, cuenta hoy con una herramienta fundamental para responder a las urgencias de sus pobladores.

"Estamos muy felices de contribuir con ese pequeño granito de arena desde la cooperación internacional al país, sobre todo en este momento crítico", aseguró el Representante en Uruguay del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, como cierre al ciclo de donaciones de tres ambulancias.