Una de las formas de la desigualdad histórica  es la desigualdad de género. Aunque la década del ’60 marcó el inicio de la lucha por la igualdad, más de medio siglo después el problema persiste en casi todos los ámbitos, y entre ellos el laboral es quizás el lugar en el que la brecha que separa hombres y mujeres se vuelve más patente.

En los últimos años Uruguay logró importantes avances. Así lo demuestran las estadísticas que desde 2006 elabora el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). Pero a pesar de ello la desigualdad persiste. De acuerdo con el WEF, Uruguay mejoró su lugar en el ránking de igualdad de género 2017 y se ubicó en el puesto 56 de un total de 144 países relevados. Un buen comienzo que sin embargo revela que en Uruguay la brecha salarial permanece en el 23,9 por ciento. Esto implica que, teniendo el mismo puesto, una mujer trabaja 87 días al año gratis en comparación con el hombre, según revela el informe elaborado por el estudio de abogados Ferrere.

Los hombres que trabajan en Montevideo Refrescos se sumaron a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer

Una lucha de todas y todos

El pasado 8 de marzo se conmemoró un nuevo Día Internacional de la Mujer y Montevideo Refrescos, embotelladora de Coca-Cola en Uruguay, ratificó su compromiso con la búsqueda por la igualdad de género. Tras superar una primera etapa que implicaba generar conciencia entre las propias mujeres sobre esta preocupante realidad, ahora llegó el momento de sumar a los hombres para que también se conviertan en agentes de cambio.

Aunque hace apenas un puñado de años que esta problemática se coló con fuerza en la agenda política y pública tanto en Uruguay como en el resto de los países de la región, la Compañía viene desarrollando desde hace más de diez años actividades para favorecer la igualdad entre sus colaboradores.

De hecho, desde hace una casi década funciona en la embotelladora de Coca-Cola en Uruguay un Consejo de Mujeres que se planteó como objetivo fomentar la igualdad de género e impulsar acciones concretas que promuevan la equidad y el empoderamiento de la mujeres.

Este año, los hombres fueron invitados a participar de la actividad interna por el Día Internacional de la Mujer de modo de sumarlos también a la promoción de la igualdad.

Elena Tejeira, Susana Amorín y Graciela Foggia compartieron sus experiencias con los colaboradores de Montevideo Refrescos.

Un mayor compromiso como forma de festejo

Lucía Duter es jefa de Control de Calidad en la planta de Montevideo Refrescos y una de las integrantes más jóvenes de este equipo. Según explicó a Journey “el Consejo está conformado por ocho mujeres representantes de diferentes áreas de la Compañía y allí se tratan todas las inquietudes” que pudieran surgir.

“Lo que se impulsa desde hace bastante tiempo, aunque yo soy relativamente nueva en el Consejo, es tratar los temas de inclusión en diferentes aspectos” contó Lucía.

En ese sentido, destacó que “se ha fomentado mucho” el incluir a las mujeres en las tareas de la planta y en la actualidad el 8% los trabajadores que realizan labores operativas en ese espacio son mujeres.

Por su parte, Susana Amorín, jefa de Proyectos en Montevideo Refrescos y presidenta del Consejo de Mujeres desde 2013, resaltó en diálogo con Journey la importancia de contar con la ayuda de los hombres para “mirar hacia adelante” y ampliar la base de respaldo en los objetivos planteados.

Para celebrar su día, la empresa invitó a tres mujeres para que expusieran sus casos de éxito y los desafíos que debieron sortear en ese camino. Una de ellas fue la propia Susana y la acompañaron la empresaria Elena Tejeira y la contadora Graciela Foggia, hoy volcada al coaching empresarial.

Las tres compartieron sus historias, que sirvieron de inspiración para las mujeres al tiempo que ayudaron a los hombres a tomar conciencia sobre los obstáculos adicionales que ellas debieron sortear por ser mujeres.

A la vanguardia de la lucha por la equidad de género

La actividad por el Día Internacional de la Mujer tuvo por objetivo “celebrar los avances” experimentados en Montevideo Refrescos a lo largo de los años en materia de género, así como también reflexionar de qué manera se puede avanzar en un cada vez mayor reconocimiento del rol de la mujer en la Compañía.

Susana recordó que Coca-Cola fue una de las primeras empresas en trabajar junto a sus colaboradores las reivindicaciones incluidas en el Día Internacional de la Mujer, algo que hace diez años “no era tan común”, y aseguró que en Uruguay la Compañía estuvo siempre “un paso adelante” de las normas. Por caso, inauguró una sala de lactancia en 2013, cuando aún ello no estaba todavía determinado por la ley sancionada en 2017.

“Creo que tenemos mucho para enorgullecernos, aunque es un proceso lento y la idea es conseguir la equidad de género lo antes posible”, manifestó Susana quien destacó además que la estadística a nivel gerencial respecto a la equidad de género son “bastante sanos”, aunque reconoció que, sin dudas, se puede “estar mejor”. “En comparación con otras empresas, estamos en un buen número”, dijo.

Por su parte Inés Cincunegui, gerente de Desarrollo Organizacional de Montevideo Refrescos, advirtió que en la embotelladora de Coca-Cola en Uruguay se tiene la convicción de que trabajar sobre la diversidad de género “da sus frutos” y eso se refleja en el “incremento” del número de mujeres en áreas operativas, de gerencia media y de dirección.

 

Si querés saber más acerca del trabajo de Coca-Cola en favor del empoderamiento de la mujer podés visitar esta sección.