Coca-Cola Uruguay puso en marcha el programa “Estemos Abiertos”, que brinda ayuda a 300 pequeños almacenes de barrio y a 100 emprendedores de contextos vulnerables que fueron afectados por la pandemia y que buscan salir adelante.

Probablemente en los años por venir se siga estudiando el alcance real y profundo que tuvo el coronavirus Covid-19 en la vida diaria, la salud y la economía global. No hubo estrategia en el mundo que alcanzara para sortear las consecuencias de la pandemia. Y Uruguay no fue la excepción. Ello puede advertirse en las, para muchos, encriptadas estadísticas de la macroeconomía pero también en las pequeñas historias de hombres y mujeres de a pie que día a día se las ingenian para no bajar los brazos en estos tiempos tan complejos y seguir adelante. Una de ellas es la de Gonzalo Muccia, uno de los tantos emprendedores uruguayos que le ponen el pecho a la crisis con creatividad, decisión y una gran capacidad de resiliencia. 

Hace poco más de dos años Gonzalo había perdido su empleo como administrativo. Convencido de que era el momento de hacerse cargo de su propio destino decidió dar un giro en su vida y sumarse a la creciente legión de emprendedores. Compró entonces la llave de “Granja Muu”, un autoservicio ubicado a pocos metros del Parque Rodó, sobre la calle Juan Paullier.

Gonzalo le dio una nueva cara al local: vio en la rotisería una veta para hacerlo crecer y combinó allí su vocación por la cocina, hasta ese entonces amateur, y por atender a sus clientes. Sin experiencia previa en el rubro fue llevando adelante el autoservicio y rotisería, hasta que en marzo de este año todo cambió con la aparición de los primeros casos positivos de Covid-19 en el país.

“Este lugar es lo que hace que mi familia pueda comer y vestirse, así que decidí mantenerme abierto cumpliendo con todos los requerimientos sanitarios correspondientes” cuenta a Journey.

No fue sencillo, sin embargo. La “vieja normalidad” había dejado de existir y lo que antes no parecía ser un problema ahora sí lo era. Pasaba varias horas detrás del mostrador sin que entrase un solo cliente. Había llegado el momento de moverse una vez más y encontrar una nueva vía para seguir avanzando. “Al principio había mucho miedo y no venía nadie”, cuenta.

Fue precisamente en uno de esos días duros, en los que casi no entraban clientes al local, cuando Gonzalo recibió la invitación para sumarse a “Estemos Abiertos”. “Sentí que era mi oportunidad para crecer, era algo que realmente necesitaba”, asegura Gonzalo sobre el programa que Coca-Cola Uruguay lleva adelante junto a Endeavor y Cambadu, para apoyar a pequeños comercios de cercanía en su recuperación económica tras la crisis sanitaria, económica y social causada por la pandemia. El programa alcanza a 300 almacenes en Montevideo, y brinda capacitaciones virtuales en diferentes áreas como marketing, e-commerce, gestión y finanzas, entrega un kit con insumos de limpieza y protección sanitaria, además de un vale para renovar la cartelería del local y una bicicleta para repartos a domicilio

“De a poquito arranqué con el delivery y la cosa mejoró”, asegura, y remarca que la entrega a domicilio, antes un hábito cuasi marginal en la dinámica de su negocio, se convirtió en un servicio fundamental en la nueva normalidad. 

“Las capacitaciones me están resultando muy útiles porque son herramientas prácticas para seguir creciendo y aumentar las ventas”, afirma Gonzalo, al tiempo que muestra orgulloso la renovada fachada del local, luego de que Media Neurona realizara el ploteo de la vidriera, de las mesas y de las sillas, e instalara el nuevo toldo.  La empresa que trabajó para Gonzalo es fiel testimonio del “efecto derrame” que tiene el programa sobre el resto de la economía y que llega a distintas rubros como imprentas, bicicleterías y fabricantes de insumos clave para la prevención de contagios.

Con la premisa de ofrecer a sus clientes aquello que precisan de la mejor manera Gonzalo abre las puertas de “Granja Muu” de lunes a sábados. Y aunque la dinámica del negocio cambió, su decisión de salir adelante no. “En las noches de verano esta zona es muy linda, es una bajada importante al parque y a la rambla, y mis dos mesas en la vereda son codiciadas”, cuenta orgulloso, mientras comparte su sueño de abrir algún día una sucursal y dejarle a sus hijos el negocio y el amor por la cocina. 

“Granja Muu” es uno de los miles de pequeños comercios que integran nuestra extensa cadena de valor en el país, que emplea a más de 13.400 personas de manera directa e indirecta e incluye, entre otros, a choferes, operarios repositores y almaceneros. Los pequeños negocios de barrio representan el 75% de los 27.000 clientes de la Compañía Coca-Cola en el país.

Con “Estemos Abiertos” buscamos acompañar el desarrollo de las personas y comunidades que forman parte de nuestra cadena de valor, un eslabón fundamental para que puedas disfrutar de tus bebidas favoritas en cada momento y lugar.

Granja Muu
De la mano de “Estemos Abiertos” Granja Muu renovó toda su cartelería exterior.


Si querés saber más sobre Estemos Abiertos podés visitar esta sección.