La importancia de resolver problemas sociales, el dilema que representan los refugiados y los percances de ser un humorista fueron algunos de los temas de las charlas de “Ideas peligrosas”, la octava edición de TEDx Montevideo. Con casi 100.000 espectadores online y unas 2.000 en vivo, el ya tradicional encuentro de conferencias volvió a desafiar los paradigmas. 

Entre las disertantes estuvo Paula Mosera, Directora Ejecutiva de Socialab, quien explicó cómo las buenas ideas no sólo pueden solucionar problemas sociales sino también generar ganancias. Paula es Global Shaper, es decir una de los jóvenes elegidos por el Foro Económico Mundial como “impulsor global” debido a sus cualidades, espíritu de emprendimiento y acción a favor del interés público. Coca-Cola es socia fundadora del programa.

En TEDx también brindaron sus conferencias el actor, director y guionista uruguayo Daniel Hendler, quien reflexionó sobre los consumos cinematográficos, el desarrollador autodidacta y hacktivista “El Cuervo”; y personalidades reconocidas como el escritor argentino Hernán Casciari y los músicos Kevin Johansen y Luciano Supervielle, entre otras.

Una obra con botellas recicladas

Coca-Cola también apoyó el encuentro con su agua Vitale. “Por segundo año consecutivo estamos presentes en TEDx Montevideo. Es un honor participar porque compartimos el mismo espíritu: Vitale es una marca que impulsa las buenas ideas y la creatividad de los uruguayos”, explicó Patricia Filluelo, Gerente de Marketing de Montevideo Refrescos, la embotelladora de Coca-Cola en Uruguay.

En su stand, la marca propuso a los asistentes que escribiesen mensajes en un muro realizado con botellas de plástico y los invitaron a apreciar la elaboración en vivo de la obra del artista plástico uruguayo Carlos Presto, Ideas Hidratadas, un cerebro hecho con envases reciclados.

“Vitale habla de la hidratación mental, algo muy importante porque permite que nuestras funciones cognitivas trabajen mucho mejor. Estar hidratados es clave no sólo para el cuerpo sino también para la mente. Este cerebro, hecho con casi 1.000 botellas, representa esa hidratación mental y su papel en la promoción de buenas ideas”, dijo Patricia. En total, en el stand se distribuyeron 4.800 litros de agua entre los asistentes y las botellas vacías fueron guardadas para su reciclado.


 

Si querés saber más sobre cómo se recicla en Coca-Cola lee esta nota.