Después de dos años y medio, la Copa Davis regresó a Uruguay. Tras una agitada semana de partidos individuales y dobles, que disputaron los jugadores de nueve naciones, Uruguay probó su favoritismo y sin perder ni un solo set logró ascender al Grupo II de la competencia por equipos más importante del tenis mundial.

El torneo, que se desarrolló del 12 al 17 de junio en el Carrasco Lawn Tenis Club de Montevideo y contó con la hidratación oficial de Vitale, el agua mineralizada de Coca-Cola, enfrentó a las selecciones de Antigua y Barbuda, Bermuda, Costa Rica, Cuba, Honduras, Jamaica, Panamá, Puerto Rico y Uruguay.

“Vitale es el agua que impulsa las buenas ideas y el espíritu creativo que tenemos los uruguayos, que con dedicación, perseverancia y optimismo nos hace brillar en el mundo. Esos valores también se ven en el equipo de Copa Davis de Uruguay, que puso toda su pasión y excelencia deportiva para llevar a nuestro país a lo más alto del tenis mundial”, señaló Patricia Filluelo, Gerente de Marketing de Montevideo Refrescos, la embotelladora de Coca-Cola en el país.

La Compañía buscó reforzar su compromiso con el bienestar de las personas y además de apoyar a la selección local, Vitale también patrocinó el torneo y se encargó de la hidratación de los jugadores de todos los países. “Hay que estar bien hidratado siempre, si no después de un partido largo, se corre el riesgo de sufrir más contracturas musculares. Estar bien hidratado y alimentado es fundamental para una buena recuperación”, dijo Martín Cuevas, el principal jugador del equipo uruguayo, a Journey.