Cada año, Montevideo Refrescos, embotelladora de Coca-Cola en Uruguay, produce 160 millones de botellas de Coca-Cola que recorrerán hasta 600 kilómetros para llegar desde su planta de producción en Carrasco hasta lugares tan distantes como Bella Unión o Artigas.

Si bien Coca-Coca guarda algunos secretos sobre su fórmula, su proceso de producción no sólo es conocido, sino que está abierto a todo aquel que visita Planta Carrasco.

Hagamos, entonces, una pequeña recorrida por las distintas etapas de elaboración:

1. Los ingredientes

La fabricación de Coca-Cola comienza con las materias primas. Una de ellas es el concentrado–aquello que todo el mundo identifica con la “fórmula mágica” –que proviene de la casa matriz Atlanta, Estados Unidos– y que es lo que hace que Coca-Cola sea única e igual en todas partes del mundo.

Otro ingrediente fundamental es el agua, que además de ser potable debe cumplir con condiciones especiales para asegurar la estabilidad y la vida del producto. Para eso es tratada en un proceso a través del cual se retiran sales y otras impurezas, garantizando un máximo nivel de calidad.

Por último, el azúcar es el endulzante de Coca-Cola Sabor Original, y también atraviesa un proceso de purificación en la planta de Montevideo Refrescos, del que se obtiene el llamado jarabe simple.

2. Formulación del jarabe

En la Sala de Jarabe –también conocida como de Elaboración– se efectúa la mezcla del concentrado, del agua y del jarabe simple para dar lugar al jarabe terminado, que es el que luego habrá de colocarse en la botella a la espera de las burbujas.

3. Agregado de gas carbónico

A continuación, es en la línea de Envasado o de Producción donde al jarabe terminado se le agrega más agua y el gas carbónico, que se disolverá en la bebida para dar lugar a las características burbujas.

4. Envasado y codificado

La bebida terminada (¡ya podemos hablar de Coca-Cola!) se coloca dentro de las botella. A la botella llena y tapada se le agrega el código que permite identificar el lote, la fecha de producción, la hora y el minuto. Éste permite trazar el producto, lo que garantiza al consumidor que cuenta con un registro completo de las materias primas y de la Coca-Cola que tiene en sus manos.

5. Distribución

Las botellas retornables se colocan en cajones mientras que  las no retornables se acomodan en paquetes; tanto unas como otras se colocan en pallets que descansarán en el Área de Bodega no más de cinco días para luego partir hacia los diferentes destinos. Cada día salen de Montevideo Refrescos entre 70 y 100 camiones que distribuyen las botellas de Coca-Cola para que llegue a todo Uruguay.


Fuente: Canal de Youtube The Coca-Cola Co.