Mientras desde el escenario del Auditorio Nacional de Uruguay diversos expositores compartían sus “ideas peligrosas” –tal el lema de la octava edición de TEDx Montevideo– ante más de 2.000 personas, en la entrada del auditorio el artista uruguayo Carlos Presto cosía casi 1.000 botellas vacías de Vitale, el agua de Coca-Cola, a una gran estructura de hierro colgada para crear un cerebro “reciclado”.

La obra, llamada “Ideas hidratadas”, se inspiró en el hecho de que el 70% del cerebro humano está compuesto por agua y buscó sintetizar la unión de la hidratación mental y las buenas ideas.

El desafío de las botellas

Acostumbrado a pintar y a ejecutar obras de arte en dos dimensiones y pequeñas esculturas –algunas de ellas realizadas con materiales reciclados–, la invitación de Vitale, uno de los principales sponsors de TEDx Montevideo, abrió la puerta al artista a trabajar con envases eco-flex de PET.

“No suelo hacer esculturas, pero el tema me llamó la atención. Estoy acostumbrado a usar madera y aluminio reciclados, por eso me entusiasmó la búsqueda de una nueva forma de trabajo con las botellas”, señala Carlos. El primer paso para la elaboración de “Ideas Hidratadas” fue fabricar una estructura de hierro con una malla en donde se pudieran coser las botellas. “Se trató de un trabajo bastante arduo porque, al ser más ecológicos, esos envases son también más delicados. Los tuvimos que cortar y atar sus fondos, uno a uno, a diversas alturas para reproducir los nervios y los distintos volúmenes de los dos hemisferios del cerebro. Por eso, también utilizamos todos los tamaños de botellas, desde las de 250 ml hasta las de 2,5 litros”, detalla.

Según Patricia Filluelo, Gerente de Marketing de Montevideo Refrescos, la embotelladora de Coca-Cola en Uruguay, el objetivo de Vitale fue exponer en su stand una obra de arte que tuviera que ver con el espíritu de la marca, “que desde su lanzamiento se ha dedicado a apoyar la innovación, el reciclaje y las diferentes manifestaciones culturales uruguayas”.

“Participar en TEDx Montevideo significó para mí poder llegar a un público más masivo. El arte no es algo a lo que todo el mundo le preste atención”, dice el artista. Y agrega: “Para mucha gente es más importante tener en su casa un televisor que un cuadro, entonces haber podido acercarme con una obra que no es solamente publicitaria, sino también artística, fue fantástico”.

Si querés saber más sobre Vitale, mirá esta página.