Cada paso que dan Melissa Nogués y Gabriel Turcatti contribuye no sólo a su bienestar físico y mental, sino también a la interacción y compromiso con sus compañeros de trabajo. Melissa y Gabriel –Analista del Departamento de Marketing y Jefe de Planeamiento Industrial, respectivamente– forman parte del programa Embajadores del Movimiento de Montevideo Refrescos, embotellador de Coca-Cola en Uruguay.

Esta iniciativa, creada en 2015, premia al equipo de colaboradores que más camina. Por eso, quienes participan de ella no se despegan de su podómetro, un dispositivo portátil que mide cada paso que dan, ya sea caminando o corriendo. ¡Lo importante es estar en movimiento!

“El programa surgió como una iniciativa para fomentar la actividad física dentro de la empresa, así como también la integración de los compañeros entre las distintas áreas”, explica Melissa, quien fue parte activa del desarrollo del programa durante su paso por el Departamento de Asuntos Públicos y Comunicaciones de la Compañía. Quienes participan de Embajadores del Movimiento tienen metas claras y saben que, para alcanzarlas, deben trabajar en equipos de cinco personas. El objetivo es sumar cada uno 10.000 pasos diarios, 300.000 al mes. Todos los lunes se cuentan los pasos que cada participante dio en la semana.  

¿Cuál es el incentivo detrás del cómputo que, periódicamente, se realiza de la sumatoria de los pasos de cada participante y equipo? “Si vos llegás a los 300.000 pasos en el mes, es decir que hiciste 10.000 por día, ganás un premio sorpresa, que pueden ser desde entradas al cine hasta caramañolas para hidratarte, etc. A la vez, cada 120.000 pasos ganás un pack de seis botellas de cualquiera de las variantes de Coca-Cola. Pero también están los premios que recibe el equipo por alcanzar determinadas metas, como son la inscripción a carreras, remeras y vales para salir a comer todos juntos, entre otros”, explica Melissa. Los premios son un incentivo; otro es la posibilidad de que el equipo ganador pueda compartir su alegría con la comunidad. “Al final del programa, el equipo que más pasos logra dona refrescos a una ONG o una entidad que elija”, agrega Gabriel.

Inspirado en programas similares implementados en otras filiales de Coca-Cola, Embajadores del Movimiento fue creado con la idea de desarrollar una actividad participativa que tuviera proyección y duración en el tiempo en lugar de un evento puntual, de alcance acotado.

En el corto tiempo de existencia del programa, éste probó ser un éxito de convocatoria. El primer año –2015–participaron 45 personas. En la segunda edición que se está desarrollando actualmente, suman 70.

El éxito también se verifica en el impacto sobre las personas. “Al inicio del programa éramos muchos los que no nos movíamos o hacíamos poca actividad física. Si hoy le preguntás a los participantes, todos incrementamos la frecuencia en nuestra rutina–dice Melissa–. En mi caso, hacía clases de baile dos veces a la semana. Actualmente incrementé a tres la frecuencia y además me sumé a crossfit con otros compañeros para hacer más pasos. ¡Hoy vamos primeros en el ranking!”.

Gabriel, quien participa desde el inicio del programa, coincide sobre los beneficios. “Hacía actividad física, como muchos, a veces sí, a veces no; tenía cierta inestabilidad. El programa me lleva a tener más rigurosidad y constancia. Te motiva: no sólo hacés más y con más frecuencia, sino más contento también”, comenta y cita a modo de ejemplo las salidas post-oficina en la que, junto con compañeros de otras áreas de la Compañía, sale a correr por la Rambla a sumar pasos y, también, a pasar un buen rato.

Gabriel Turcatti, preparado para sumar pasos.

Un impulso de motivación

En su segunda edición, el programa amplió su convocatoria, sumando a colaboradores de la Compañía en una nueva categoría.  “Este año se formó una nueva subedición dentro del programa que se llama Runners, que involucra a la gente que ya corre y está entrenada.  Se los toma aparte, porque no podían competir con el resto, sino serían claramente ganadores –explica Melissa–. La idea es que ellos tengan objetivos más altos para que sigan entrenándose y exigiéndose cada día más. Embajadores es un programa que busca ser una inyección de motivación para sus participantes.”

En todos los casos la posibilidad de autosuperación y de concreción de metas está sustentada en el trabajo en equipo- “Estos programas están buenos porque te ponen objetivos y te hacen trabajar todos juntos para lograr un objetivo –sostiene Gabriel, quien cita los mensajes a través de WhatsApp de sus compañeros de equipo para mantenerlo activo físicamente–. Específicamente este programa nos reúne, nos hace trabajar juntos y nos hace ponerle muchas ganas. Y como es una cosa divertida, además nos ayuda a estar bien, a disfrutar. Es más fácil llegar al objetivo cuando vas disfrutando en el camino.”

La originalidad de Embajadores del Movimiento y el éxito obtenido en su puesta en práctica han sido destacados por la Compañía. “El año pasado el programa obtuvo el reconocimiento de la Dirección General, ya que era un desafío para el área de Asuntos Públicos y Comunicaciones mantener motivada a tanta cantidad de participantes durante un periodo extenso de tiempo”, comenta Melissa, que destaca la participación de los Embajadores en actividades como maratones o carreras.

“Creo que este tipo de programas de engagement inspiran y hacen que uno quiera ser parte de la empresa, que se ponga la remera, la luzca. Y eso también colabora con la posibilidad de lograr un balance entre vida profesional y vida personal que es súper positivo”, concluye Gabriel.