Una pequeña tapita puede hacer una gran diferencia cuando del cuidado del medio ambiente se trata. Así lo demuestra un innovador proyecto de Montevideo Refrescos, embotelladora de Coca-Cola en Uruguay, para reducir el uso de materiales plásticos en la tapa y en su contraparte de la botella, la rosca, que logró generar un ahorro de 264 toneladas de PET y 94 toneladas de polietileno en el transcurso de 2015.

El proyecto, llamado Short Finish, se implementó en 2011 y abarcó a las líneas de botellas plásticas no retornables. “Logró una reducción importante en la utilización de PET y polietileno de alta densidad a través de la reducción de las dimensiones de la rosca de la botella. Con esto se logró disminuir tanto el PET que se utilizaba para la botella como la cantidad de plástico que necesitamos utilizar para la tapa”, explica José Sallúa, Gerente de Aseguramiento de Calidad y Seguridad Industrial de Montevideo Refrescos.

Short Finish es un proyecto que significó una inversión importante para la Compañía, ya que implicó modificaciones de la infraestructura de los equipos”, explica Sallúa e inmediatamente subraya que es un proyecto que satisface de forma relevante y significativa varias iniciativas entre ellas la reducción de envases de los productos lo que genera diferentes beneficios para la Compañía.

Esta optimización en el uso de los materiales utilizados en las tapas, se suma al aligeramiento de los envases de las botellas PET que lleva adelante Montevideo Refrescos desde 2008 que le ha permitido generar reducciones en el volumen del material plástico realmente importantes. Sólo en 2015, la mejora constante en el diseño y en la producción de los envases evitó el uso de 945 toneladas de PET. “Nos encontramos frente a escenarios en los cuales Coca-Cola avanza y realiza importantes inversiones priorizando la sustentabilidad de la comunidad en la que operamos a través del cuidado del medio ambiente”, asegura Sallúa.

La Línea 1, donde se producen las bebidas en envases de vidrio.

Mirando para adelante

El proceso de mejora continua que tiene como meta reducir el impacto de las operaciones de Coca-Cola no se detiene. Siempre hay espacio para mejorar e incluso optimizar las metas alcanzadas. “Hoy por hoy estamos en un muy buen nivel de reducción en lo que refiere a la botella PET. Más allá de esto, estamos empezando a trabajar en iniciativas de reducción del empaque secundario, que es todo aquel material que se le agrega a nuestro producto, ya sea para lograr estabilidad en el almacenaje como para transportarlo hasta el punto de venta. Ahí tenemos márgenes para trabajar en la reducción del film que se utiliza para envolver los paquetes y las planchas. A medida que van surgiendo nuevas soluciones siempre buscamos incorporarlas a nuestra operación”, explica el gerente.

En ese contexto, otra iniciativa de Montevideo Refrescos apunta a incrementar la utilización de la resina que se obtiene del reciclado de los envases plásticos. “Actualmente usamos un 10% de resina reciclada en determinados productos de nuestra línea. Año a año, estamos trabajando para aumentar el porcentaje de esta que utilizamos en nuestras botellas”, explica Sallúa.

José Sallúa, Gerente de Aseguramiento de Calidad y Seguridad Industrial de Coca-Cola – Montevideo Refrescos. En el fondo se puede observar la Línea 2, donde se producen las bebidas en envases PET.


Reducir, reciclar y recuperar

La estrategia de Coca-Cola para lograr que sus empaques sean sustentables gira en torno al llamado “concepto de las tres erres”: reducir, reciclar y recuperar.

Se trata de minimizar la cantidad de plástico que se necesita para elaborar los envases, favorecer e implementar su proceso de reciclado, y reutilizar los materiales resultantes. Estos son los tres pilares de la sustentabilidad en el área de envases, los cuales deben ser puestos en práctica sin alterar la calidad del producto que recibe el consumidor. El avance en este sentido es contundente. En la actualidad, Coca-Cola de Uruguay recupera el 87% de todos los residuos que genera en su operación.

Estas iniciativas se dan en el marco del objetivo global de la Compañía de crear valor y hacer una diferencia positiva en las comunidades en las que opera.



Fuente: Canal de Youtube The Coca-Cola Co.