Con el objetivo de unificar criterios para el reciclaje en Uruguay, el 14 de junio, la organización civil Compromiso Empresarial para el Reciclaje (Cempre) –de la que Coca-Cola es socia– y el Instituto Uruguayo de Normas Técnicas (UNIT), lanzaron una norma de identificación y clasificación de residuos, que establece colores y categorías para los materiales descartados.

Si bien la UNIT 123-2017 es de adhesión voluntaria, esta guía es la primera y única para facilitar la gestión integral de residuos tanto para familias como empresas. “Una buena clasificación en origen es esencial para el reciclado y, para ello, es clave uniformar los criterios”, explica el Director Ejecutivo de Cempre, Federico Baráibar. Y agrega: “El objetivo es hacer que los sistemas sean intuitivos, amigables y próximos a la gente. Tener colores unívocos y seguir un mismo criterio hace que las personas aprendan esos colores y creen hábitos. Lo más importante es el cambio cultural que se necesita. Estimamos que se tardará un promedio de entre 7 y 20 años para lograrlo, por lo que hay que empezarlo ya y buscar la forma de que lleve la menor cantidad de tiempo posible”, concluye Baráibar.

Clasificación por colores

Todo un año trabajaron Cempre, UNIT, la Dirección Nacional de Medio Ambiente, la Intendencia de Montevideo y otras 24 instituciones para adaptar a la realidad uruguaya diferentes aspectos de normas técnicas utilizadas en Colombia, Brasil, Perú y Chile. El resultado es la siguiente clasificación de residuos en recipientes de estos colores:  

·         Gris. Van residuos mezclados: todo lo que no se puede clasificar, como colillas de cigarrillos, huesos, cerámica, material de barrido, papel higiénico, pañales, toallas sanitarias o paños húmedos usados.

·         Marrón. Van los “residuos compostables”: restos de alimentos, residuos vegetales de mantenimiento de parques y jardines, ramas, hojas secas.

·         Verde. Va todo lo que se puede reciclar y cuya mezcla no comprometa la separación posterior. A su vez, los reciclables pueden clasificarse en los cuatro colores siguientes:

·         Amarillo: plásticos.

·         Azul: papel y cartón.

·         Blanco: vidrio.

·         Negro: metales.

Estos se suman a los recipientes de color rojo, que la ley uruguaya ya había destinado para identificar residuos sanitarios contaminantes.