Antes que nada confieso que soy un gran fan de Los Beatles. En mi teléfono tengo muchísimas canciones suyas, y los estoy escuchando mientras escribo esto. Ahora que mi confesión ha terminado, aquí sigue mi texto sobre Los Beatles.

Varios años atrás compré una copia “The Beatles: The True Beginnings” (“Los Beatles: los verdaderos comienzos”), escrito por Roag Best con Pete y Rory Best.

El libro cuenta la historia de The Casbah Coffee Club, el lugar donde Los Beatles comenzaron su carrera.
 Compré el libro porque vi una heladera de Coca-Cola en la fotografía de la portada y como fanático de Los Beatles sentí curiosidad por conocer más sobre cómo había llegado a la tapa del libro. Le escribí a Roag Best, de The Casbah Coffee Club de Liverpool, Inglaterra, para pedirle más información. Tuvimos un gran intercambio de correos electrónicos durante meses y quiero compartir la historia del nacimiento de The Casbah Coffee Club, Los Beatles y Coca-Cola.

Los inicios de The Casbah Coffee Club

En 1959 en Liverpool, Inglaterra, una mujer llamada Mo Best decidió abrir un “coffee club” para capitalizar la creciente popularidad entre los adolescentes de la emergente música rock ‘n’ roll. Para ello, limpió el sótano de su casa ubicada en Haymans Green 8, y con la ayuda de su familia y de unos chicos de la localidad, cuyos nombres eran John, Paul y George, lo pintaron con diseños originales que incluían arañas, dragones y estrellas.

John, Paul y George, ayudaron a pintar The Casbah con diseños fantásticos, incluyendo arañas, dragones y estrellas.
 El 29 de agosto de 1959 The Casbah Coffee Club abrió sus puertas con la animación musical de la banda The Quarrymen, integrada por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ken Brown. 

Aunque tocaban habitualmente en el club, los miembros de la banda original e incluso el nombre del grupo luego cambiaron. Primero Paul McCartney le pidió a Pete Best que se uniera a la banda como baterista y luego, cuando salieron de gira por Hamburgo, Alemania, el nombre de la banda pasó a ser Los Beatles. Cuando volvieron a Liverpool, el 17 de diciembre de 1960, Los Beatles tocaron en The Casbah con un nuevo estilo de rock 'n' roll que habían perfeccionado en Alemania. Seis meses más tarde estaban grabando su demo en Londres. Poco tiempo después empezó la Beatlemanía.

La razón por la que Coca-Cola estaba ahí

¿Cuál fue el rol de Coca-Cola en todo esto? Más de lo que uno podría imaginarse. A través de Roag Best pudimos contactarnos con Johnny Johnson, quien trabajaba para la embotelladora de Coca-Cola en Liverpool. Él era quien se ocupaba activamente de que, aunque se lo llamara “coffee club”, Coca-Cola fuera la principal bebida del local.

Aunque se le llamaba “coffee club”, Coca-Cola era la bebida favorita en The Casbah.
 Gracias a Johnson, The Casbah recibió un cartel de Coca-Cola con el nombre del club y heladeras para ofrecer la bebida. Así fue cómo The Casbah Coffee Club se convirtió en la cuenta con más ventas en Liverpool. Es fácil entender por qué un nuevo lugar, con buena música y una multitud de adolescentes, sonaba como una combinación ganadora para cualquier persona que vendiera Coca-Cola. Johnson, incluso, llegó a tocar con la banda un par de veces.

Hoy The Casbah se conserva como un museo de Los Beatles y se ve exactamente igual que cuando lo cerraron en 1962 (el mismo año en el que Los Beatles lanzaron su primer disco). El escenario, el equipo musical, e incluso los dibujos que hizo la banda se mantienen de forma impecable. Nunca visité Liverpool, pero pueden estar seguro de que si lo hago, The Casbah será mi primera parada.

Tres preguntas a Johnny Johnson:

P. ¿Cuánto tiempo trabajó para Coca-Cola?

R. Trabajé para Coca-Cola desde 1958 hasta 1962, justamente durante todo el nacimiento de Los Beatles. Yo era un vendedor que andaba por las rutas.

P. ¿Usted trabajó con la embotelladora?

R. Sí. Trabajé para la embotelladora de Coca-Cola en Charnock Road, Aintree, Liverpool.

P. ¿Tiene algún recuerdo especial del servicio que le brindó a The Casbah Coffee Club?

R. [Ríe.] ¿Qué si tengo? ¿Cuánto tiempo tenés? Hacíamos viajes regulares a The Casbah, tal vez dos o tres veces a la semana. Fue en The Casbah que conocí a Mona Best, que fue quien empezó todo el asunto. Los Beatles no habrían existido sin ella. También conocí a Neil Aspinall ahí, quien después se convirtió en Director General de Apple. Y, por supuesto, a Pete Best. ¡Qué tipo más buen mozo!

The Casbah era siempre mi primera y última parada. No podía creer la cantidad de Coca-Cola que se tomaba allí, ¡increíble! Siempre tratábamos de volver a The Casbah porque era muy emocionante.

John Lennon tocando en The Casbah.
Yo sólo quería ser parte de la familia y llegar a ser aceptado por los Best, y lo era. Mo nos sobornaba para que hiciéramos todo tipo de cosas: ayudamos a pintar, cortamos el césped, pero nos alegraba hacerlo. Traté de conseguir la mayor cantidad de publicidad que pude para The Casbah. Fui yo quien le llevó todos sus carteles de Coca-Cola. Coca-Cola no se los daba a cualquiera. Había que ser un cliente especial y The Casbah lo era.

Recuerdo que siempre teníamos problemas para estacionar en la entrada porque había carpas por todas partes. Las chicas acampaban afuera durante días para ver a Pete. Las carpas se ubicaban por todo el césped y alrededor de la camioneta de Los Beatles. Lo divertido era que la camioneta estaba cubierta de besos con lápiz labial rojo y la frase “Te amo, Pete” y cosas parecidas. [Ríe.]

Me gustaba socializar en The Casbah. Yo tocaba el piano ahí y de vez en cuando subía al escenario con Los Beatles, para tocar siempre la misma canción: “Red River Valley”.

En ocasiones, incluso trabajé en la puerta en The Casbah para Mo. Al final de la noche, terminaba arriba en la cocina tomando Coca-Cola, sentado alrededor de la mesa, conversando con Mo y Los Beatles. Tiempos increíbles.

Los Beatles pasaron a ser la banda más grande del mundo y yo llegué a ser conocido como el “Rey de la heladera de Coca-Cola” porque logré vender muchas.

 

* Ted Ryan es el Director de Comunicación Histórica de The Coca-Cola Company.

Si querés conocer más historias sobre la relación de Coca-Cola con la música, leé esta nota.