En el escenario habla una mujer de lenguaje simple, discurso claro y mirada cálida. Relata su experiencia en multinacionales líderes con sencillez y atiende cada pregunta del auditorio con amabilidad. Su nombre es María Martínez y está de visita en Buenos Aires para participar en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) regional de 2017 donde, entre otras actividades, ofreció una charla para medio centenar de jóvenes que fueron distinguidos por el WEF como Global Shapers, es decir personas destacadas por su excepcional potencial y trabajo para contribuir al desarrollo de sus comunidades.

Líder de la organización de Customer Success Global de la compañía de computación en la nube Salesforce, María es, además, Directora General de Operaciones de la empresa en América Latina y América Central. Nacida en Puerto Rico, cuenta con 30 años de experiencia en tecnología, habiendo ocupado cargos ejecutivos en Microsoft, Motorola y AT&T. Recibió varios premios de la industria: en 2016 fue designada como una de las 50 mujeres más poderosas en Tecnología por el National Diversity Council y este año fue destacada como una de las 50 latinas más poderosas de los Estados Unidos por la revista Fortune.

En primera persona

A continuación, la entrevista que le hicimos para Journey.

La revista Forbes la incluyó en el listado de las 50 mujeres latinas más poderosas de 2017. Como mujer y como latina, ¿qué obstáculos debió sortear para llegar a donde se encuentra ahora?

Aunque debí sortear muchos obstáculos, siempre fui el tipo de persona que ve en un problema la oportunidad de cambiar las cosas. Me atrae tomar a los desafíos como momentos ideales para pensar de manera distinta sobre el mundo.

¿Considera que las nuevas generaciones tienen una visión más evolucionada respecto del tema del género?

Estamos viviendo en la era de la igualdad y eso crea un contexto positivo en todas las dimensiones. Personalmente, considero que mi responsabilidad es destacar las posibilidades que existen para mujeres de todas las edades. Tengo una hija y, por lo tanto, un interés personal en mostrar un camino para ella –y su generación– para que tenga acceso a aún más oportunidades.

Es un honor muy grande haber sido nombrada una de las mujeres más poderosas en tecnología (el reconocimiento se llama Most Powerful Women in Technology) y espero que ojalá sirva de inspiración y motivación a otras mujeres para que busquen sus pasiones, tomen riesgos y ayuden a los otros.

Volviendo al encuentro de Buenos Aires: ¿qué motiva a Salesforce a apadrinar a los Global Shapers?

En Salesforce creemos que las empresas son plataformas para hacer el bien a la sociedad. Por eso tenemos una cultura organizacional deliberada con respecto a los temas de filantropía, foco en el cliente, igualdad e innovación. Los Global Shapers son una muestra de las posibilidades increíbles de lo que se puede ir construyendo para las próximas generaciones.

Tanto Salesforce como La Compañía Coca-Cola son socios de la comunidad Global Shapers, por lo que tienen la extraordinaria oportunidad de interactuar con esta brillante generación, y ofrecerle apoyo intelectual, promocional y financiero.

Si querés saber más sobre la interacción de Coca-Cola Uruguay con los Global Shapers locales, mirá esta nota.