La apuesta fue arriesgada, pero los resultados muestran que se trató de una buena idea. Un año después del lanzamiento de Marca Única en Uruguay, la iniciativa con la que Coca-Cola busca promover e impulsar sus variantes bajas y sin calorías, las ventas de Coca-Cola Zero crecieron poco más del 18 por ciento.

“Es un gran logro y seguimos trabajando. Nuestra meta es continuar desarrollando el segmento de bebidas sin azúcares; estar alineados con lo que quieren los consumidores uruguayos”, asegura Patricia Filluelo, Gerente de Marketing de Montevideo Refrescos, la embotelladora de Coca-Cola en Uruguay.

En línea con el compromiso de la Compañía con la sustentabilidad, en el que la promoción del bienestar de las personas y de la sociedad en su conjunto constituye un pilar fundamental, a partir de Marca Única se integraron todas las versiones de Coca-Cola –Sabor Original, Light, Zero y Life– bajo una propuesta unificada alrededor de la marca icónica. En lugar de cuatro marcas diferentes, la decisión fue englobar todas bajo el paraguas de la más famosa –Coca-Cola–, pero con cuatro opciones para que las personas elijan aquellas que más se adapten a sus gustos y estilos de vida.

“Nuestro plan se enfocó en los consumidores de Coca-Cola Sabor Original, pero que querían bajar su ingesta de azúcares sin perder el sabor clásico”, explica Patricia, quien destaca que han crecido las ventas de todos los envases.

Acompañando el gusto cambiante de las personas, Coca-Cola es una Compañía integral de bebidas y ofrece cada vez más variedad de opciones. Así, mientras el 42% del portfolio en Uruguay ya es bajo o sin calorías, en los próximos tres años las innovaciones estarán destinadas a ampliar este segmento un 33% más.

Si querés leer más notas de Bienestar, hacé click acá.