En The Coca-Cola Company evolucionamos para ofrecerle a los consumidores los productos que les gustan y de la forma en la que los desean. Creemos que las personas no deberían consumir demasiado azúcar y por eso estamos adoptando medidas específicas y significativas para ofrecer menos azúcar en nuestras bebidas.

Apoyamos los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que establecen que las personas limiten su consumo diario de calorías en agregados de azúcar en no más del 10 por ciento de su ingesta calórica total y hemos comenzado a transitar nuestro camino para alcanzar dicho objetivo. Algunas de las medidas que estamos tomando incluyen: proporcionar tamaños de envases más pequeños y más convenientes; introducir nuevas bebidas con reducido contenido de azúcar o sin azúcar y reducir el azúcar en las bebidas existentes en todo el mundo.

Esto no es sólo una estrategia comercial, así es como somos. Este es nuestro camino a seguir.

Dentro de la botella

Nuestro enfoque “dentro de la botella” es simple: reducir el azúcar siempre que podamos y a la vez ofrecer una amplia gama de nuevas y fascinantes bebidas a las personas en todo el mundo. Esto significa repensar algunas de nuestras bebidas con el objetivo de reducir el azúcar e invertir para desarrollar la siguiente generación de alternativas al azúcar sin renunciar a los fantásticos sabores que todos ya conocen y aman.

En 2016 redujimos el azúcar en más de 200 de nuestras bebidas en todo el mundo e introdujimos más de 500 nuevos productos, de los cuales aproximadamente 400 fueron tés, jugos, cafés, aguas y otras bebidas. Actualmente, más de 1.100 de las bebidas que producimos son con contenido reducido de azúcar o sin azúcar y para fines de 2017 habremos reducido el azúcar en 500 bebidas más.

Más de la mitad de las ventas de la marca Coca-Cola en Gran Bretaña, por ejemplo, provinieron de opciones sin azúcar. En Chile redujimos el azúcar en 32 bebidas en los dos últimos años, y actualmente el 40 por ciento del portafolio es de bebidas con contenido reducido de azúcar o sin azúcar. En Japón estos productos constituyen el 62 por ciento del portafolio, que representa el 92 por ciento del crecimiento en volumen de cajas unitarias de Coca-Cola en ese país en 2016.

"En 2016 redujimos el azúcar en más de 200 de nuestras bebidas en todo el mundo e introdujimos más de 500 nuevos productos, de los cuales aproximadamente 400 fueron tés, jugos, cafés, aguas y otras bebidas".

Además, estamos produciendo bebidas que son mejores y más nutritivas con agregados de vitaminas, minerales y proteínas, así como ingredientes más naturales y orgánicos en la medida de lo posible. En Japón se puede conseguir la Coke Plus, que contiene 5 gramos de fibra dietética y 0 calorías por botella.

Pero no nos olvidemos del sabor porque ahí es donde se encuentra el placer. En Australia hemos introducido Coca-Cola con sabor a jengibre y en Rusia, Sprite con sabor a pepino, variedades inspiradas directamente por los gustos locales. Buscamos ofrecer sabores sofisticados e inesperados en todo el mundo.

"Actualmente, más de 1.100 de las bebidas que producimos son con contenido reducido de azúcar o sin azúcar y para fines de este año habremos reducido el azúcar en 500 bebidas más".

Fuera de la botella

Como sabemos que lo que hay dentro de nuestras botellas es solo la mitad de la ecuación, también estamos adoptando medidas “fuera de la botella”. Una de estas disposiciones es proporcionar envases más pequeños y más convenientes para que a las personas les resulte más sencillo controlar el consumo de azúcar agregado y disfrutar de nuestras bebidas en el tamaño que deseen. Estos nuevos envases se pueden encontrar en 140 países, incluyendo Argentina y Uruguay. Aproximadamente el 40 por ciento de las marcas de productos gasificados de la Compañía están disponibles en envases de 250 mL (8,5 oz.) o en versiones de menor contenido.

En India diseñamos una nueva e innovadora botella individual de Coca-Cola  para mantener los productos frescos, económicos y del tamaño que busca la gente. En paralelo, las mujeres emprendedoras en India están gerenciando kioskos Splash Bars, que además prestan servicio como centros comunitarios, ofreciendo vasos de 90 a 150ml de Coca-Cola en zonas rurales.

Otra de las acciones que llevamos adelante es colocar información nutricional clara y fácil de encontrar en los envases de modo de respaldar las elecciones informadas. En Estados Unidos, por ejemplo, nuestros envases indican el total de calorías justo en el panel frontal y el 40 por ciento de nuestros envases cuenta con códigos QR en etiquetas inteligentes que proporcionan mayor información acerca del producto, además de la información que se encuentra en la etiqueta. También en 2016 lanzamos nuestra estrategia global de marketing “Marca Única”, que destaca nuestras versiones con menor contenido de azúcar o sin azúcar de Coca-Cola conjuntamente con el Sabor Original de Coca-Cola. Además destaca el compromiso de la Compañía a proporcionar opciones, brindándole a las personas la Coca-Cola que se adapta a su gusto, estilo de vida y dieta –con o sin azúcar- con o sin calorías.

Marketing responsable

En 2016 continuamos implementando nuestra Política de Marketing Responsable Global a largo plazo que tiene como eje principal no realizar ninguna acción de marketing de marca en los medios que se dirijan directamente a niños menores de 12 años. Esto incluye shows televisivos, medios gráficos, sitios web, redes sociales, películas y marketing a través de SMS / correo electrónico. Además de las restricciones de publicidad en los medios, no desarrollamos material creativo dirigido a menores de 12 años, independientemente de dónde se colocan las piezas.

También establecimos un proceso de cumplimiento de la Política de Marketing Responsable, que incluye nuestros Lineamientos Globales de Bebidas en Escuelas para los asociados de la Compañía y agencias. Estas medidas adicionales comprenden que los altos directivos de cada una de nuestras 15 Unidades de Negocios realicen auditorías periódicas e informes sobre cumplimiento; ofrezcan capacitaciones a los empleados; actualicen los contratos de representación externos para que incluyan el lenguaje de la política; e incrementen el papel de nuestro Grupo de Trabajo de Marketing Responsable Global interdisciplinario para garantizar la implementación consistente y la gobernanza adecuada.

“En 2016 continuamos implementando nuestra Política de Marketing Responsable global a largo plazo que tiene como eje principal no realizar ninguna acción de marketing de marca en los medios que se dirijan directamente a niños menores de 12 años.”



Asimismo, a través de un análisis llevado a cabo por Accenture, controlamos el cumplimiento de compañías de alimentos y bebidas, incluyendo la nuestra. Esto nos permite mantenernos firmemente leales a los lineamientos de marketing responsable diseñados para nuestra industria.

La reflexión y el cambio nos llevaron a reorientar nuestros esfuerzos en lo que mejor hicimos durante más de 130 años: escuchar atentamente a las personas y mantenerlos en el centro de nuestro negocio. Así es como continuaremos creciendo sustentable y responsablemente para las generaciones futuras.

Leé más sobre nuestro compromiso con el bienestar de las personas acá.