No importa en qué idioma hablen, cómo se vistan o cuáles sean sus costumbres: en cualquier parte del planeta, los consumidores confían en la seguridad incuestionable y la alta calidad de los productos de la Compañía Coca-Cola.

Calidad y seguridad alimentaria son parte integral del legado de Coca-Cola y un fiel reflejo de nuestro lema "Producto perfecto, de confianza en cualquier parte".

Por ello, la implantación de procesos que garanticen la calidad y seguridad alimentaria de nuestras bebidas es una de las prioridades fundamentales de la Compañía y embotelladores.

En esa línea de acción, Montevideo Refrescos, embotellador y distribuidor de Coca-Cola Uruguay, ha implantado un Sistema de Gestión de la Calidad conforme a los requisitos de la norma internacional ISO 9001 y un Sistema de Gestión de Inocuidad  Alimentaria conforme a la norma internacional FSSC 22000 cumplimentada con el PAS 220 (Public Available Specification publicada por la British Institution). Estos sistemas se aplican en todo el mundo a través de procedimientos y programas que permiten controlar todos nuestros procesos desde la recepción de las materias primas hasta la distribución de nuestros productos.

Además de esto, el Sistema Coca-Cola se rige por el Coca-Cola Operating Requirements (KORE, por sus siglas en inglés), un exigente programa desarrollado por la Compañía y diseñado específicamente para nuestra actividad que incorpora normas y requerimientos que van más allá del alcance de las certificaciones ISO; un Sistema de Gestión de Seguridad Industrial, certificado versus OHSAS 18001, y un Sistema de Gestión de Medio Ambiente certificado versus ISO 14001.

Todos estos sistemas no sólo garantizan los máximos estándares de calidad y seguridad alimentaria durante la producción de nuestras bebidas, sino también en las áreas de distribución y ventas, servicio técnico de frío, medio ambiente y prevención de riesgos laborales.